bibliaheadterceranio

LECCION # 15

EXILIO EN BABILONIA
(2ª Rey 17 a 25)

Daniel - Ezequiel


Hacia el exilio

En la lección pasada veníamos viendo palabras de los Profetas que ya apuntaban hacia el Exilio.  Y en esta lección veremos por qué y cómo sucedió el Exilio, y también cómo fue el Exilio en Babilonia.


1.     ¿Cuál  era  la  situación  del  pueblo  de Judá y qué habían anunciado los Profetas sobre el Exilio?

Ya se habían acostumbrado tanto a estar en pecado, que los avisos y castigos de Dios no daban resultado.  Se entregaron totalmente a la idolatría y, no sólo no escuchaban a los profetas, sino que los perseguían e inclusive mataron algunos.


2.     Ya  Isaías  había  anunciado  el  Exilio.  ¿Qué otro profeta les hizo serios llamados a la conversión y les advirtió del castigo que vendría?

Jeremías trató de que la gente se convirtiera para evitar este castigo.

Leer Resumen Bíblico: 
JEREMIAS


3.     ¿Hubo   otras  razones,  además  de  la idolatría, para el Exilio?

Sí.  Otras desobediencias a la Alianza:

1º.       En 2ª Cr 36, 21, vemos un indicio de una primera falta a la ley de Yavé:   no habían dado descanso sabático a la tierra, cada 7 años, para evitar el agotamiento del terreno.  Estaban muy interesados en las ganancias y la productividad y no respetaron la ley que Dios les dio sobre la tierra.

Dios va a aprovechar el exilio, cuando no habría casi gente en la tierra, para dar el descanso que la tierra requiere para producir.

También nosotros tenemos que entrar en el descanso sabático (el del séptimo día):  dejar las exigencias de nuestros negocios y trabajos para dedicarnos ese día a las cosas de Dios y, además, para descansar, y así evitar el agotamiento.

2º.       La esclavitud.  Podían tener esclavos, pero las personas sólo podían estar esclavizadas 7 años.  De acuerdo a la Alianza, debían darles libertad cada 7 años.  Pero los liberaron y los volvieron a esclavizar:

Leer Jeremías 34, 8-16

Es decir:  los judíos no hicieron por sus hermanos lo que Yavé hizo por Israel en Egipto.  Y continúa el anuncio del castigo:

Jer 34:
      17.    Por lo tanto, así dice Yavé: «Ustedes no me han escuchado al no conceder la libertad a su prójimo.  Pues  bien,  voy  a  dejar  libres  contra ustedes a la espada,  a la peste y al hambre,  y llegarán a ser un ejemplo espantoso para todas las naciones de la tierra

     20.    Los entregaré a sus enemigos
, y sus cadáveres serán pasto de las aves y de las fieras.
      21.    Entregaré también a Sedecías, rey de Judá, y a sus oficiales en manos de sus adversarios, o sea, al ejército del rey de Babilonia que acaba de retirarse. (Hubo 3 invasiones y Sedecías fue torturado y apresado en la tercera)
      22.    Pues ahora les doy una orden para que vuelvan. Atacarán esta ciudad y la tomarán para pegarle fuego. Y de las ciudades de Judá no quedarán más que ruinas solitarias.»


4.     ¿De qué manera visual anuncia Dios la invasión de Babilonia y el Exilio a través del Profeta Jeremías?

A Jeremías Dios lo instruyó que se pusiera un yugo en su cuello para mostrar que Babilonia los esclavizaría.

Leer Jeremías 27, 1-2 y 8-11


5.     ¿Por qué  indica  Yavé  que  no  deben hacer caso a profetas que digan lo contrario?

Porque, efectivamente, surgió un falso profeta, Ananías, que decía que no había que someterse a Babilonia.  Y para mostrarlo, hasta se atrevió a romper el yugo de madera que Yavé había hecho poner a Jeremías. (Jer 28)

Tenemos entonces un duelo entre profetas:  uno falso y uno verdadero.


6.     ¿Qué hace Jeremías?

Jeremías responde a Ananías:

Jer 28:
      7.    Pero fíjate bien en lo que te voy a decir delante de todos.
      8.    Los profetas que nos han precedido desde hace mucho tiempo, predijeron a muchos países y a grandes naciones guerra, hambre y peste.
      9.    Por eso, un profeta que anuncia la paz no será reconocido como verdadero profeta, mandado por Yavé, mientras no se realice lo que él anunció.»
      10.    Entonces el profeta Ananías tomó el yugo que el profeta Jeremías llevaba sobre el cuello y lo rompió;
      12.    Pero después Yavé dirigió a Jeremías su palabra:
      13.    «Anda a decir a Ananías: Has roto yugos de madera; en vez de ellos habrá yugos de hierro.»
      14.    Porque así habla Yavé: «Yo pongo un yugo de hierro al cuello de todas estas naciones para someterlas a Nabucodonosor, rey de Babilonia, para que lo sirvan; a todos los he entregado a Nabucodonosor, hasta los animales del campo.»
      15.    Después Jeremías dijo a Ananías: «Escúchame tú: Yavé no te ha enviado y tú has engañado a este pueblo dándole una falsa seguridad.
      16.    Por eso así habla Yavé: Yo te echo de la superficie de la tierra y en el presente año vas a morir, por haber incitado a la rebelión contra Yavé.»
      17.    Y a los dos meses, aquel mismo año, murió Ananías. (se cumple lo que Yavé anunció por Jeremías para mostrar quién es el Profeta de Yavé)


7.     Pero ¿qué hicieron con Jeremías?

Jer 38:
      4.    Y aquellos jefes dijeron al rey: «Este hombre debe morir, porque sus discursos desalientan a los combatientes que quedan en esta ciudad y aun a todo el pueblo. Es evidente que este hombre no busca nuestro bien, sino que trata de perdernos.»  (error de confundir el bien con lo que se cree es el bien)
      6.    Entonces se apoderaron de Jeremías y lo echaron al pozo de Melquías, hijo del rey, situado en el patio de la guardia, bajándolo con cuerdas. En el pozo no había agua, sino puro fango, y Jeremías se hundió en el fango.
      7.    Pero un oficial del palacio, el etíope Abdemalec, oyó decir que habían echado a Jeremías en el pozo.
      8.    … fue al encuentro del rey, … y le habló en estos términos:
      9.    «¡Oh, mi señor!, esos hombres han procedido muy mal con el profeta Jeremías. Lo han echado en el pozo, donde va a morir.»
      10.    Entonces el rey ordenó al etíope: «Toma tres hombres y saca a Jeremías del pozo antes de que muera.»
      14.    Entonces, Sedecías mandó a buscar a Jeremías y lo hizo venir donde él estaba, a la tercera entrada de la Casa de Yavé. Y le dijo: «No me ocultes nada de lo que te voy a preguntar.»
      17.    Y Jeremías transmitió al rey esta palabra de Yavé:  «Si  te  entregas  a  los generales del rey de Babel, salvarás tu vida y esta ciudad no será quemada; vivirás tú y los tuyos.
      18.    Pero si no lo haces, esta ciudad caerá en manos de los caldeos, que la incendiarán, y tú no escaparás de ellos.»


8.
     ¿Qué hizo Sedecías?

Desobedeció la palabra que Dios le había dado por el Profeta Jeremías y tomó su propia decisión.

Jer 39:
      1.    El año nueve del reinado de Sedecías, rey de Judá, y en el décimo mes del año, Nabucodonosor, rey de Babilonia, volvió con todo su ejército contra Jerusalén y la sitiaron de nuevo.
      2.    Dos años después, el día nueve del cuarto mes, abrieron una brecha en la muralla de la ciudad
      4.    Cuando Sedecías, rey de Judá, y todos sus soldados los vieron allí, huyeron de noche,
      5.    Pero las tropas de los caldeos salieron en su persecución y alcanzaron a Sedecías en los llanos de Jericó, lo tomaron preso y lo llevaron a la presencia de Nabucodonosor, el cual lo sometió a juicio.
      6.    …el rey de Babilonia mandó degollar a los hijos de Sedecías ante sus propios ojos, y lo mismo hizo con todos los nobles de Judá.
      7.    A Sedecías le sacó los ojos y lo envió encadenado a Babilonia.

Leer Resumen Bíblico: 
JERUSALEN DESTRUIDA
Y EL DESTIERRO


9.
     ¿Para qué va a servir el Exilio?

Con el Exilio va a haber un cambio abrupto en la forma de vida de Judá:  va a estar sin Templo, el cual quedó destruido totalmente.

Israel experimenta entonces, la distancia del Templo y de la Tierra.  Y esa distancia física simboliza la distancia espiritual.  Dios permite que sientan la realidad física de una realidad espiritual:  la distancia de Dios por estar en pecado.


10.     Y  nosotros  ¿no  estamos  a  veces  en exilio?

A veces nosotros vivimos en exilio, alejados de la presencia de Dios, porque no hemos cumplido con Dios o porque no hemos perdonado a alguien, por ejemplo.  O porque tenemos el yugo de algún pecado.

Estamos, entonces, en exilio, lejos de la presencia de Dios.

El pecado mortal es exilio total.

¿Estoy en exilio?
¿O estoy en la Tierra con Jesús,
siguiéndolo,
sirviéndole, amándolo, caminando en obediencia?
¿He escuchado las palabras de los Profetas?


11.
     ¿Cuánto tiempo van los judíos a estar en el Exilio?  ¿Fue esto anunciado?

Sí.  Jeremías habla al Sur antes del Exilio, informa en qué condiciones va a quedar la tierra y anuncia cuántos años van a estar en Babilonia.

Jer 25:
      11.    Todo este país será saqueado y quedará reducido a un desierto, y estas naciones servirán al rey de Babilonia durante setenta años.

Jer 19:
      10.    «Cuando se cumplan los setenta años en Babilonia, los visitaré y cumpliré mi promesa de hacerlos volver a su país.
      11.    Porque Yo sé muy bien lo que haré por ustedes; les quiero dar paz y no desgracia y un porvenir lleno de esperanza -palabra de Yavé-.
      12.    Cuando me invoquen y vengan a suplicarme, Yo los escucharé;
      13.    y cuando me busquen me encontrarán, siempre que me imploren con todo su corazón.
      14.    Entonces haré que me encuentren; volverán sus desterrados, que Yo reuniré de todos los países y de todos los lugares a donde los expulsé. Y luego los haré volver de donde fueron desterrados -palabra de Yavé-.


12.     ¿Cómo  fueron  los  años  finales  del Reino  de  Judá,  antes  de  la  invasión  de Babilonia?

Fueron años muy turbulentos.  Los últimos 4 reyes (Josías, Joacaz, Joakim y Joaquín) que reinaron durante unos 20 años fueron exilados o muertos en combates. 

Ver Tabla de Reyes de Judá 

Unos con Egipto, que  era el poder mundial que ya estaba finalizando y otros con Babilonia que era el poder mundial emergente.

Joaquín había sido exilado a Babilonia, y Sedecías, tío de Joaquín, es nombrado rey por el mismo Nabucodonosor.  A pesar de las advertencias de Dios a través del Profeta Jeremías, Sedecías entró en alianza con Egipto y Nabucodonosor entonces terminó por invadir y destruir Jerusalén en el 589-587 aC.


13.     ¿Cómo  fue  la  invasión y en cuántas etapas fue la deportación a Babilonia?

En realidad no fue una sola invasión, sino que fueron 3 invasiones con sus deportaciones (traslados de cautivos) a Babilonia.

La primera fue en el año 606 aC.  Nabucodonosor, rey de Babilonia personalmente dirigió el ejército y tomó Jerusalén.  Se llevó cautivos al Rey Joaquín y a los principales y mejores habitantes, dejando a Sedecías como rey.

Hubo una segunda invasión en 597 aC.  Y, después de 16 años, Nabucodonosor regresó nuevamente con un ejército más poderoso y tomó Jerusalén en 587 aC, después de sitiarla 18 meses.


Invasión de Jerusalén y destrucción del Templo

Esta fue la invasión final cuando el Templo fue destruido y quemado, los vasos sagrados robados.  Jerusalén se convirtió en un verdadero promontorio de ruinas.  Quedaron allí sólo los más pobres, los agricultores.  Es en esta ocasión cuando fue llevado Sedecías prisionero a Babilonia.


14.     ¿Qué hace Jeremías?

Jer 39:
      11.    Respecto a Jeremías, Nabucodonosor, rey de Babilonia, había dado esta orden a Nebuzardán, comandante de la guardia:
      12.    «Tómalo y cuídalo, no le hagas ningún daño, sino que has de tratarlo como él te pida.»

Jeremías decide no irse al Exilio para consolar a la poca gente que quedó en Jerusalén.

Y sentado sobre las ruinas de la ciudad desolada se lamenta de la manera más patética las miserias de la gente y la destrucción de Jerusalén y del Templo.


El profeta Jeremías sentado sobre las ruinas

Estos lamentos o lamentaciones de Jeremías están recogidas en el  Libro de Lamentaciones.


15.     ¿Qué  significado  tiene  el  contenido  de Lamentaciones?

En éstas se pueden ver los varios sentidos de lectura que tiene la Sagrada Escritura:  literal, simbólico alegórico y simbólico moral.

Las lamentaciones se refieren expresamente a la destrucción de Jerusalén y al cautiverio que el pueblo judío se provocó con sus infidelidades.  Este sería el sentido literal.

Pero contienen también un significado alegórico respecto de los sufrimientos del Redentor y de su Santísima Madre Dolorosa, texto que la Iglesia nos propone en la Liturgia de Semana Santa.

Jer 12:
      13.    ¿A quién te compararé y asemejaré, Hija de Jerusalén? ¿A quién podrás mirar para tu consuelo, oh virgen, Hija de Sión? Tu quebranto es inmenso como el mar. ¿Quién te sanará?

Las lamentaciones también tiene un simbolismo moral, pues se aplican también a la Iglesia y a la triste condición de los seres humanos cuando nos separamos de Dios y cómo es la desolación del alma en pecado mortal.

Este libro termina con una oración de petición de conversión del Pueblo de Dios (del pueblo judío del Exilio y de nosotros en cualquier momento de la historia).

Leer Lamentaciones 5, 1-2 y 15-22


16.     Y ¿qué consuelo da Dios a Jeremías y a su Pueblo?

Jeremías sabía que el destierro sería por 70 años y que Dios establecería una Nueva Alianza con su Pueblo:

Jer 31:
      31.    Ya llega el día -dice Yavé, en que Yo pactaré con el pueblo de Israel (y con el de Judá) una nueva alianza.
      32.    No será como esa alianza que pacté con sus padres, cuando los tomé de la mano, sacándolos de Egipto. Pues ellos quebraron la alianza, siendo que Yo era su Señor.
      33.    Esta es la alianza que Yo pactaré con Israel en los días que están por llegar, dice Yavé: pondré mi Ley en su interior, la escribiré en sus corazones, y Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

Jer 33:
       15.    En esos días, haré nacer un nuevo brote de David que ejercerá la justicia y el derecho en el país.
      16.    Entonces Judá estará a salvo, Jerusalén vivirá segura y llevará el nombre de «Yavé es nuestra justicia».


17.     ¿Qué significa pondré mi ley en su interior, la escribiré en sus corazones?

La Ley estaba escrita en tablas de piedra y se guardaba en el Arca, precisamente llamada “Arca de la Alianza”, porque ésa era la Alianza, el compromiso del Pueblo con Dios.  Es cierto que esa Ley también está escrita en el corazón de los seres humanos.

Pero la nueva ley, la de la Nueva Alianza la iba a escribir el Espíritu Santo en nuestros corazones, con la gracia de los Sacramentos, especialmente el Bautismo y la Confesión, los cuales limpiarían, sanarían y perdonarían de veras el pecado del mundo.


18.     ¿Qué enseñanzas podemos sacar de estos hechos?
  ¿Dios abandonó a su Pueblo?  ¿Significa que cuando estamos en sufrimiento, Dios nos abandona?

Dios no se desentendió de su Pueblo.  Aún en el cautiverio hizo surgir profetas que los llamaban a la penitencia y a la conversión, para fortalecer su fe y para darles esperanza y consuelo al anunciarles su liberación y la venida del futuro Salvador.

Nosotros también en nuestras tribulaciones y adversidades, estamos siendo acompañados muy especialmente por Dios.

El sufrimiento es siempre un llamado a una mayor intimidad con Dios, con Cristo sufriente que nos redimió a costa de grandísimos sufrimientos.  El sufrimiento también es un llamado a la conversión.


19.
     ¿Cómo fue el cautiverio en Babilonia?

Fue bastante tolerable.  Pero, aún así, añoraban la Tierra, como dice este Salmo:

Salmo 137:
      1.    Al borde de los canales de Babilonia nos sentábamos, y llorábamos
      2.    al acordarnos de Sión; en los sauces que por allí se encuentran habíamos colgado nuestras arpas.
      3.    Allí los que nos habían deportado nos pedían palabras de una canción y nuestros raptores, un canto de alegría: "¡Cántennos un canto de Sión!"
      4.    ¿Cómo íbamos a cantar un canto del Señor en un suelo extranjero?
      5.    ¡Si me olvido de ti, Jerusalén, que mi derecha se olvide de mí!


20.     ¿Qué  profetas
  actuaron y profetizaron durante el tiempo de invasión y exilio?

Habacuc, Ezequiel, Daniel, Jeremías, Baruc (libro deuterocanónico).

 Habacuc   Ezequiel    Daniel     Jeremías       Baruc

Daniel llega muy joven (14 años) en la primera deportación a Babilonia.  Ezequiel llega en la segunda deportación (597 aC).  Y Jeremías se queda en Jerusalén.

Muchos profetas se resisten, porque su misión suele ser ingrata e incomprendida. Pero Dios no se arrepiente e insiste. Recordar el caso de Jónás.  Y más antiguamente, cuando Moisés se resiste, sus excusas de nada le valen (Ex. 3, 11-12).

Tampoco sirven las de Jeremías:

Jer 1:
      6.     Yo exclamé: «Ay, Señor, Yavé, ¡cómo podría hablar yo, que soy un muchacho!»
      7.    Y Yavé me contestó: «No me digas que eres un muchacho. Irás adondequiera que te envíe, y proclamarás todo lo que Yo te mande.
      8.    No les tengas miedo, porque estaré contigo para protegerte -palabra de Yavé.»
      9.    Entonces Yavé extendió su mano y me tocó la boca, diciéndome: «En este momento pongo mis palabras en tu boca.
      10.    En este día te encargo los pueblos y las naciones: Arrancarás y derribarás, perderás y destruirás, edificarás y plantarás.»
      17.    Tú, ahora, muévete y anda a decirles todo lo que Yo te mande. No temas enfrentarlos, porque Yo también podría asustarte delante de ellos.
      18.    Este día hago de ti una fortaleza, un pilar de hierro y una muralla de bronce frente a la nación entera: frente a los reyes de Judá y a sus ministros, frente a los sacerdotes y a los propietarios.
      19.    Ellos te declararán la guerra, pero no podrán vencerte, pues Yo estoy contigo para ampararte -palabra de Yavé-.»

Leer Resumen Bíblico: 
EZEQUIEL


21.     Aparte de las advertencias y las llamadas a la conversión que Dios hace a través de todos los profetas ¿qué sabemos del Profeta Ezequiel y qué visión le mostró Dios?

Fue deportado a Babilonia en la segunda deportación (597 aC).  Es importante la visión y la profecía de los huesos secos:

Ez 37:
      1.    La mano de Yavé se posó sobre mí. Yavé me hizo salir por medio de su espíritu. Me depositó en medio de un valle, que estaba lleno de huesos humanos.
      2.    Me hizo recorrer el valle en todos los sentidos; los huesos esparcidos por el suelo eran muy numerosos, y estaban completamente secos.
      4.    Me dijo: "Profetiza con respecto a estos huesos, les dirás: ¡Huesos secos, escuchen la palabra de Yavé!
      5.    Esto dice Yavé a estos huesos: Haré que entre en ustedes un espíritu, y vivirán.
      6.    Pondré en ustedes nervios, haré que brote en ustedes la carne, extenderé en ustedes la piel, colocaré en ustedes un espíritu y vivirán: y sabrán que Yo soy Yavé".
      7.    Hice según lo que se me había ordenado y, mientras profetizaba, se produjo una gran agitación: los huesos se acercaron unos a otros.
      8.    Miré: vi cómo se cubrían de nervios, brotaba la carne y se extendía sobre ellos la piel. Pero no había en ellos espíritu.
      10.    … el Espíritu entró en ellos; recuperaron la vida se levantaron sobre sus pies: era una multitud grande, inmensa.
      11.    Yavé me dijo entonces: Hijo de hombre, estos huesos son toda la casa de Israel.  Ahora dicen: "Nuestros huesos se han secado, nuestras esperanzas han muerto, hemos sido rechazados".
      12.    Por eso profetiza. Les dirás esta palabra de Yavé: "Voy a abrir las tumbas de ustedes, oh pueblo mío, haré que se levanten de sus tumbas y los traeré de vuelta a la tierra de Israel.
      13.    Entonces, cuando haya abierto sus tumbas y los haya hecho levantarse, sabrán que Yo soy Yavé.
      14.    Pondré en ustedes mi Espíritu y vivirán; los estableceré en su tierra y sabrán que Yo, Yavé, lo dije y lo hice. -palabra de Yavé.


22.     ¿Qué sentidos diferentes podemos ver en este pasaje bíblico?

1º.     Sentido simbólico moral.  Lo explica Dios mismo en la profecía:  estos huesos son toda la casa de Israel. Ahora dicen: "Nuestros huesos se han secado, nuestras esperanzas han muerto, hemos sido rechazados".

Sólo el Espíritu de Dios podía levantar a su Pueblo de la muerte que significaba el cautiverio y el exilio.  Sólo Yavé podía ahora restaurarlos y regresarlos a su Tierra.

Pero el sentido simbólico moral puede extenderse a cada uno de nosotros:  sólo Dios puede restaurar y salvar a quien está cautivo por el pecado y en exilio.  El que ha sucumbido a la muerte del alma por el pecado puede levantarse sólo por la gracia de Dios que envió a su Hijo a redimirnos.  Sólo Dios restaura la vida del alma con el perdón de la Confesión, previo arrepentimiento nuestro.

2º.     Sentido simbólico escatológico:   También es una visión profética de la resurrección de los muertos o resurrección de la carne al final de los tiempos.


23.     ¿Qué libros complementarios tenemos durante el Exilio?

Este tiempo del Exilio es tratado muy brevemente en los libros históricos (Reyes y Crónicas).  Pero los libros de Jeremías, Daniel y Ezequiel complementan muy bien esta época.

Leer Resumen Bíblico:
DANIEL


24.     ¿Qué contiene el libro de Daniel?

El libro de Daniel es una magnífica fuente de información sobre la situación de Judá en este tiempo.  Además tiene también información sobre el Mesías.

Nos narra la historia de algunos cautivos judíos que obtuvieron el favor de Dios -y de sus captores también- dado su comportamiento en el exilio.

Las visiones y sueños de Daniel simbolizan la soberanía de Dios, así como la soberanía de su Reino por venir sobre todos los demás reinos de la tierra.

Y eso es lo que Daniel va a revelar en sus escritos:  Hay unos cuantos reinos, comenzando con Babilonia, pero que luego se establecerá otro Reino, dirigido por el Ungido, que destruirá todos los demás reinos y durará por siempre y para siempre.


25. 
    ¿Cuándo fue deportado Daniel?

En la primera deportación (606 aC) fueron llevados cautivos muchos jóvenes pertenecientes a familias importantes, pues Nabucodonosor quiso llevarse a los mejores a Babilonia para su servicio.

Entre éstos estaba Daniel, de unos 14 años de edad, y tres jóvenes más:  Ananías, Misael y Azarías.

Daniel y sus amigos deportdos a Babilonia


26.
     ¿Cómo fueron tratados?

Eran bien tratados, a pesar de ser cautivos.   Estaban siendo formados en el idioma, las costumbres y la cultura babilónica, para servir en el palacio.

Inclusive, les cambiaban sus nombre hebreos:

Dan 1:
      6.    Entre ellos estaban estos judíos: Daniel, Ananías, Misael y Azarías.
      7.    El jefe de los funcionarios les puso los nombres siguientes: a Daniel el de Beltsasar; a Ananías el de Sidrac; a Misael el de Sisac y a Azarías el de Abdénago.

La política de Nabucodonosor era tratar de que dejaran su culto y sus obligaciones religiosas.  Pero Daniel  y los otros tres jóvenes resistieron estas presiones.

Estaban en el palacio del rey, vestidos con ropas reales, comían de la misma mesa.


27.      Esto de comer la misma comida presentó un  problema  para  estos  jóvenes  judíos cumplidores de la Ley de Yavé.  ¿Por qué?

Porque la Ley les prohibía comer cualquier tipo de carnes:  no podían comer ciertas partes de los animales, ni tampoco carnes o vinos previamente sacrificadas a los ídolos.  Y, como los babilonios consumían todo esto, especialmente en la mesa del rey, ellos no querían infringir la Ley de Dios.

En Daniel 1 vemos que le pidieron al mayordomo que les diera sólo agua y vegetales.  El mayordomo les permitió esta dieta a título de prueba por unos días, pues no quería que enflaquecieran y fuera él culpado por esto.

Así probaron y, a pesar de que se alimentaban sólo con vegetales y agua, estaban muy bien físicamente, y Dios además los alimentaba de sabiduría y ciencia.  Así fueron aceptados al servicio del rey.


Solo tomaban agua y comían vegetales

Fue tal la sabiduría y el entendimiento que Dios les dio como premio a su firmeza y templanza, que excedían no sólo a los demás jóvenes israelitas, sino también a los sabios de Babilonia:

Dan 1:
      20.    En cuantas cosas de sabiduría o de inteligencia les consultó el rey, los encontró diez  veces  superiores  a  todos  los  magos  y adivinos que había en todo su reino.

Adicionalmente Dios constituyó a Daniel en Profeta.


28. 
    ¿Qué podemos aprender de la actitud de Daniel y de los otros tres jóvenes?

Ante la opción de faltar a la Ley de Dios, prefirieron restringir su comida, viviendo en penitencia en cuanto a los alimentos y el vino que pasaba delante de sus ojos en cada comida.  Y Dios los alimentó mejor que a todos los demás.

¿Hacemos nosotros lo mismo
cuando se nos presentan opciones

como la droga, exceso de alcohol, sexo etc.?
¿Creemos que por negarnos
a consumir o a tener relaciones sexuales

nos va a ir mal?  ¿O será lo contrario?
¿Qué espera Dios de nosotros?


29.     ¿Cómo muestra Dios que Daniel es Profeta suyo?  ¿Cuál es la primera misión que le da en el palacio de Nabucodonosor?

Nabucodonosor tuvo un sueño que lo tenía aterrado.  Y convocó a los sabios para que le adivinaran cuál había sido el sueño, y luego de adivinarlo, se lo interpretaran.

Leer Daniel 2, 1 y 5-6 y 10-18

Daniel ora alabando a Dios:

Dan 2:
      20.    y dijo: «Bendito sea Dios por los siglos de los siglos, ya que suyo es el saber, y suya la fuerza;
      21.    El ordena los tiempos y los acontecimientos, da el poder a los reyes o se lo quita; da a los sabios sabiduría, y ciencia a los entendidos.»
      22.    El revela los misterios y los secretos, conoce lo que ocultan las tinieblas. Donde está El, está la luz.
       23.    Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has concedido el saber y la inteligencia, y ahora me has manifestado lo que te habíamos pedido, y nos has dado a conocer el asunto del rey.
      24.    Después de esto, Daniel se fue donde Aryok, a quien el rey había mandado matar a los sabios de Babilonia. Al presentarse, le dijo: «No mates a los sabios de Babilonia. Antes bien, llévame a la presencia del rey y yo le daré la interpretación».
      25.    Aryok se apresuró a introducir a Daniel diciendo al rey: «Encontré entre los desterrados judíos a un hombre que pretende dar al rey la interpretación.»
      26.    Tomó  el  rey  la  palabra  y  dijo a Daniel  (por sobrenombre Beltsasar): «¿Eres capaz de decirme el sueño que tuve y de interpretarlo?»

Daniel y el sueño de Nabucodonosor
Daniel refiere el sueño que tuvo el rey

Dan 2:
      27.    Daniel tomó la palabra en presencia del rey y dijo: «El misterio que el rey quiere saber no hay sabios, magos, adivinos ni astrólogos que se lo puedan revelar,
      28.    pero hay un Dios en el cielo que descubre los misterios y que ha dado a conocer al rey Nabucodonosor lo que sucederá al fin de los tiempos. Estos eran tu sueño y tus visiones cuando estabas en tu cama.
      29.    ¡Oh rey!, los pensamientos que perturban tu sueño se refieren al futuro; Dios, que revela los secretos, te lo da a conocer.
      30.    A mí se me ha revelado este secreto, no porque tenga una sabiduría superior a la de los mortales, sino con el fin de que todos conozcan la interpretación de tu sueño.
      31.    Tú veías una estatua enorme, de extraordinario brillo y aspecto terrible, que se levantaba delante de ti.
      32.    La cabeza de esta estatua era de oro puro, el pecho y los brazos de plata, las caderas y el vientre de bronce,
      33.    las piernas de hierro, los pies parte de hierro y parte de loza.
      34.    Tú estabas mirando la estatua cuando de repente una piedra se desprendió, sin haber sido lanzada por ninguna mano, y vino a chocar contra los pies de hierro y loza de la estatua, haciéndola pedazos.
      35.    Entonces todo a la vez quedó como polvo, el hierro, la loza, el bronce, la plata y el oro, como capotillo de la cosecha, y el viento se lo llevó sin que quedara rastro.
      36.    En cuanto a la piedra que chocó con la estatua, se convirtió en un cerro muy grande que llenó toda la tierra.
      37.    Tal fue tu sueño. Ahora te lo voy a explicar:
      38.    A ti, ¡oh, rey!, el más poderoso entre todos los reyes, Dios te ha dado el reino, el imperio, el poder y la gloria. Los hombres, los animales y los pájaros, dondequiera que habiten, los ha puesto Dios bajo tu mano. Dios te ha hecho su soberano y, por eso, la cabeza de oro eres tú.  (Babilonia)
      39.    Después de ti seguirá otro reino inferior al tuyo (Persia), y luego un tercer reino como el bronce que dominará la tierra entera (Grecia)
      40.    Habrá un cuarto reino, duro como el hierro. El romperá todo, igual que el hierro, que todo lo hace pedazos.  (Roma)
      41.    Lo que viste de los pies y los dedos, parte de loza y parte de hierro,
      42.    significa que este reino va a ser dividido, y que será en parte fuerte y en parte débil. (Roma -> Imperio Romano de Occidente e Imperio Romano de Oriente o Bizantino)
      43.    Será unido en la persona de su rey, pero sus pueblos no se unirán, de la misma manera que el hierro no se mezcla con la loza.

estatua nabucodonosor

Y en este tiempo cuando Roma sea el poder mundial, surgirá un reino especial que destruirá todos los demás y durará para siempre: es el Reino de Dios:

Dan 2:
      44.    En tiempos de estos reyes, Dios hará surgir un Reino que jamás será destruido. Este Reino no pasará a otras manos, sino que pulverizará y destruirá a todos estos reinos y él permanecerá eternamente(Reino de Dios)
      45.    Es el significado de la piedra que has visto desprenderse del monte sin ayuda de ninguna mano y que redujo a polvo el hierro, el bronce, la loza, la plata y el oro. El Dios grande te ha revelado lo que ha de venir. ¿No es cierto que éste fue tu sueño? Entonces puedes estar seguro de la explicación.»


30.     ¿Qué características tendrá el Reino de Dios según el sueño de Nabucodonosor que Dios expone e interpreta a través de su Profeta, Daniel?

El Reino de Dios, triunfará sobre todos sus enemigos.  Surgirá sin intervención alguna de hombre (sin ayuda de ninguna mano) y durará para siempre.  Será permanente en tiempo y será universal:  será la Iglesia Católica (universal).  Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. (Mt. 16, 18)


31.     ¿Qué  significado  tiene 
la roca que se desprende sin ayuda de nadie y que destruyó todos los otros reinos?

Está relacionado con la Iglesia también:  Piedra (roca) es símbolo de la Roca que es Cristo y la roca que Cristo dejó para gobernar su Iglesia (Pedro).

El sueño describe bien cómo se originó la Iglesia:  empezó pequeña y fue dispersándose por todo el mundo, a pesar de sus enemigos. La piedra que chocó con la estatua, se convirtió en un cerro muy grande que llenó toda la tierra. Y persiste hasta hoy y persistirá hasta el fin de los tiempos: 

Y ahora Yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra, Roca), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer. (Mt. 16, 18)


32.     ¿Cómo reaccionó Nabucodonosor?

Dan 2:
      46.    Al oír esto, el rey Nabucodonosor se arrodilló delante de Daniel y ordenó que se le ofreciera un regalo.
      47.    El   rey   dijo   a   Daniel: «Verdaderamente el Dios de ustedes es el Dios de los dioses y el Señor de los reyes, el revelador de los misterios, puesto que tú pudiste explicar este misterio.»
      48.    Y el rey concedió a Daniel un cargo importante y le dio muchos y magníficos regalos. Lo hizo gobernador de toda la provincia de Babilonia y jefe supremo de todos los sabios.
      49.    Daniel, pues, influyó ante el rey para que encargara la administración de la provincia de Babilonia a Sidrac, Misac y Abdénago, quedando Daniel a disposición del rey.


33.
     ¿Qué  recuerda  esta  historia  de  Daniel,  joven  israelita  cautivo  fuera  de  su  tierra, interpretando   sueños   y   siendo   nombrado gobernador de Babilonia?

José en Egipto:  un joven hebreo llevado cautivo termina siendo el segundo en el reino por la interpretación de un sueño del rey.


34.     ¿Qué  resultados  tuvo  este sueño de Nabucodonosor  y  la  interpretación  de Daniel?

  1. Mostrar al rey y a los sabios la grandeza y la sabiduría de Dios, del verdadero Dios.  Nabucodonosor llega a decir que el Dios de Daniel es el Dios de los dioses. 
  2. Humillar al orgulloso rey, informándole que su gran reino iba a terminar.  De hecho terminó al poco de morir él, cuando fue conquistado por Ciro, rey de Persia.
  3. Mostrar al mundo el Mesías y el Reino eterno que El iba a fundar.  En realidad, el resumen del sueño es la promesa del Mesías.


35. 
    Daniel era gobernador con mucho poder y los tres jóvenes compañeros suyos también eran muy estimados y gobernaban bajo el mando de Daniel.  Pero ¿cesaron las presiones paganas de parte del rey?  ¿Qué más sucedió?  ¿Por qué terminan Ananías, Azarías y Misael en un horno?

Las exigencias paganas de parte del rey de Babilonia no se acaban para ninguno de ellos, a pesar de que  Daniel era gobernador  y los otros también estaban en puestos de importancia en el reino de Babilonia.

El rey Nabucodonosor se hizo construir una estatua de oro que lo representaba y la colocó en una planicie para su adoración por parte de todos sus súbditos.

En el acto de dedicación de la estatua, estaban presentes los tres jóvenes y éstos fueron los únicos que a la orden de postración para adorar la estatua, no obedecieron.

Los jóvenes fueron acusados con el rey de que se habían rehusado a adorar a la estatua de oro. 

Dan 3:
      3.    Enfurecido, Nabucodonosor mandó a llamar a Sidrac, Misac y Abdénago.
      14.    El les dijo: «¿Es verdad que ustedes no veneran a mis dioses y no adoran la estatua de oro que yo he levantado?
      15.    ¿Están dispuestos ahora, cuando oigan el son de la trompeta y demás instrumentos musicales, a postrarse y adorar la estatua que he fabricado? Si no, serán inmediatamente arrojados al horno ardiente. Y entonces, ¿qué Dios los podrá librar de mis manos?
(Es evidente que Nabucodonosor había olvidado lo que había exclamado cuando la interpretación del sueño:   «Verdaderamente el Dios de ustedes es el Dios de los dioses y el Señor de los reyes»)
      16.    Sidrac, Misac y Abdénago respondieron al rey. Le dijeron: «No necesitamos contestar sobre esto.
      17.    Si nuestro Dios, a quien servimos, quiere librarnos, nos librará del horno y de tus manos.
      18.    Si no lo hace, tienes que saber que de todas maneras no serviremos a tus dioses ni adoraremos tu estatua.»
      19.    Entonces el rey cambió de actitud con respecto a ellos y se enfureció. Ordenó que se calentara el horno siete veces más de lo corriente.
      20.    Mandó hombres fuertes de su ejército a que los ataran y arrojaran al horno ardiente.
      21.    Y así fueron arrojados con sus ropas, mantos, pantalones y sombreros
      22.    Como la orden del rey era terminante y el horno estaba excesivamente encendido, la llamarada mató a los hombres que habían llevado a Sidrac, Misac y Abdénago,
      23.    y los tres cayeron, atados, en medio del horno de fuego ardiente.
      24.    Sin embargo, iban por entre las llamas alabando a Dios y bendiciendo al Señor.
     
46.    Los siervos del rey, que los habían arrojado al horno, no cesaban de atizar el fuego con petróleo, alquitrán, estopa y sarmientos,
      47.    tanto que las llamas se elevaban por encima del horno unos veinticinco metros,
      48.    y al extenderse abrasó a los caldeos que se encontraban alrededor del horno
       49.    Pero el ángel del Señor bajó al horno junto a Azarías y sus compañeros; empujó fuera del horno la llama de fuego,
      50.    y les sopló, en medio del horno, como una frescura de brisa y de rocío, de modo que el fuego no los tocó ni les causó dolor ni molestia.


Los tres jovenes en el horno y el Angel del Señor


36.     ¿Qué hicieron los tres jóvenes al verse salvados?

Entonces los tres, a coro, se pusieron a cantar, glorificando y bendiciendo a Dios dentro del horno (Dan 3, 51), con un cántico de alabanza que la Iglesia ha puesto en el Oficio Divino en la Liturgia del Domingo, el cual vamos a usar como oración al final.


37.     ¿Y el rey Nabucodonosor?

Estaba impresionado de oír a los jóvenes cantando dentro del horno.

Dan 3:
      91.    Entonces el rey Nabucodonosor, muy asombrado, se levantó de repente y preguntó a sus consejeros: «¿No echamos al fuego a estos tres hombres atados?» Ellos respondieron: «Indudablemente.»
      92.    Dijo el rey: «Pero yo estoy viendo a cuatro hombres que se pasean libremente en medio del fuego, sin sufrir ningún daño, y el cuarto tiene el aspecto de un hijo de los dioses.
      93.    Y Nabucodonosor se acercó a la boca del horno ardiente y dijo: «Sidrac, Misac y Abdénago, servidores del Dios Altísimo, salgan y vengan acá.» Entonces ellos salieron de en medio del fuego
      94.    Funcionarios,    prefectos, gobernadores   y   consejeros   del   rey   se acercaron para verlos:  el fuego no había tenido ningún poder sobre su cuerpo, sus cabellos  no  estaban  chamuscados,  sus pantalones no habían sufrido ningún daño y ni siquiera tenían olor a humo.

Y entonces decretó que cualquiera en su reino que se atreviera a blasfemar del Dios que estos jóvenes adoraban, era reo de muerte, porque no hay otro Dios que tenga el poder de salvar.

Y Ananías, Misael y Azarías fueron elevados a dignidades muy altas en Babilonia.


38.     ¿Cómo  podemos  imitar a estos tres jóvenes  en su  firmeza  y  fortaleza ante la tentación y la intimidación, e inclusive ante el peligro de muerte?

Estos jóvenes tenían una fortaleza realmente admirable que les venía de la confianza que tenían en los designios divinosSi nuestro Dios, a quien servimos, quiere librarnos, nos librará del horno y de tus manos.

Si Dios quería salvarlos, los salvaría.  Y si no, no importaba.  Ellos estaban dispuestos a aceptar lo que Dios dispusiera:  estaban dispuestos a morir quemados.

Pero no estaban dispuestos a adorar un ídolo. Eso era contrario a Dios y no importaban las amenazas, ni las presiones.

Hay momentos en la historia en que así han tenido que actuar los cristianos.  Esos momentos pueden repetirse y hay que estar decididos a optar por Dios y no por el pecado e, inclusive, estar dispuestos al martirio.  Y en esos momentos Dios da una fortaleza que es imposible lograr por puro esfuerzo:  es un impulso y una ayuda divina.

Pero hay momentos menos dramáticos que se nos presentan constantemente en que debemos optar por Dios o en contra de El.

Es el pequeño martirio de cada día, que consiste en complacerme a mí mismo o complacer a Dios.   Seguir el camino del mal u optar por el bien.  Decidirse por Dios o por el demonio.

¿Voy a Misa
o me quedo distraído en otra cosa?
¿Cedo a la lujuria
o subordino el sexo a la razón

y a la Voluntad de Dios?
¿Veo la pornografía
que encuentro en Internet

o cambio a algo constructivo
o apago la computadora?

¿Caigo en el consumo de droga
para ser como los demás o,

pidiendo fortaleza a Dios, digo no?
¿Estudio o flojeo?
¿Me robo esta cosa que me gusta mucho
o renuncio a eso y opto por Dios?
¿Miento para quedar bien o acepto mi error?
¿Perdono a quien creo me hizo algo malo
o guardo rencor
y hasta busco vengarme de esa persona?


39.
     ¿Y dónde estaba Daniel mientras esto de los tres jóvenes sucedía?

No dice nada la Biblia sobre Daniel, mientras esto sucedía con Azarías, Misael y Ananías.  Pero Daniel vuelve a aparecer en un juicio injusto que tiene lugar contra una mujer judía en Babilonia.


40.
     ¿Cómo se llamaba esa mujer y qué sucedió?

Esto está narrado en Daniel 13.  La mujer se llamaba Susana.  Su esposo Joakim tenía muchas relaciones y recibía muchos visitantes en su casa.

Nabucodonosor había permitido a los judíos desterrados gobernarse según sus leyes.  Entre los visitantes frecuentes de Joakim había dos que eran jueces judíos y que eran considerados honestos, pero eran malos.

Susana salió un día al jardín y fue sorprendida por estos hombres que se habían quedado rezagados en el jardín de su casa para tratar de tener relaciones con Susana.

Susana quedó horrorizada con la propuesta de estos hombres y se opuso.  Pero éstos la amenazaron de que la acusarían públicamente de adulterio con un joven.

Susana enseguida oró a Dios, poniéndose en sus manos.  Gritó, pero uno de los hombres gritó contra ella y el otro abrió el portón del jardín para que entrara la gente.

Tuvieron la osadía de culpar a la mujer justamente de lo que ellos le habían propuesto y a lo cual ella se había negado.  Así fue entonces llevada al tribunal, donde fue condenada a muerte por adulterio.

Volvió a orar a Dios llorando.  Mientras se la llevaban para apedrearla, Daniel fue inspirado por Dios.  Y exigió que volvieran al juicio, porque esos dos hombres habían dado falso testimonio contra Susana.


Daniel salva a Susana de la injusticia

Y comenzó a interrogar a ambos públicamente, pero por separado y sin que uno pudiera oír al otro.  La pregunta que les hizo fue muy determinante:  bajo qué árbol viste a Susana.

El primero contestó que había sido bajo una acacia y el segundo que bajo una encina.  Al ver la gente la disparidad en el testimonio de estos hombres, se dieron cuenta que  los dos estaban mintiendo y terminaron eliminando a ambos.


41.     Nabucodonosor fue sucedido por su nieto Belsasar.  Un día Belsasar dio un gran banquete.  Era una fiesta anual en que los babilonios honraban a sus dioses. 

Dan 5:
      1.     El rey Belsasar invitó a un gran banquete a sus dignatarios. Se juntaron como mil personas y, en presencia de ellos, el rey tomó hasta emborracharse.
      2.    Animado por el vino, mandó que le trajeran los vasos de oro y plata que su padre, Nabucodonosor, había robado del Templo; es decir, de la Casa de Dios en Jerusalén, para que bebieran en ellos.
      3.    Se los trajeron entonces y bebieron en ellos el rey y sus dignatarios, sus mujeres y sus concubinas.
      4.    Tomaron vino y brindaron a sus dioses de oro y de plata, de bronce y de hierro, de madera y de piedra.
      5.    De repente aparecieron dedos de una mano que escribía en el estuco de la pared del palacio, detrás del candelabro. El rey al verla se turbó.
      6.    Sus piernas se debilitaron y sus rodillas se pusieron a temblar.

El rey Belsasar y su banquete
La fiesta del rey Belsasar

La reina recomendó que se trajera a Daniel, quien había recibido de Dios el don de profecía, además de la capacidad de explicar cosas escondidas.

Así habló Daniel de parte de Dios:

Dan 5:      18.    ¡Oh rey!, el Dios Altísimo dio a tu padre, Nabucodonosor, reino, grandeza, gloria y majestad.
      20.    Pero se puso soberbio, porfiado y arrogante; entonces fue derrocado de su trono y le fue quitada su gloria.
      22.    Pero tú, Belsasar, hijo suyo, tampoco has conservado humilde tu corazón, a pesar de que sabías todo esto.
      23.    Más aún, te has levantado contra el Señor del Cielo, has mandado traer los vasos de su Templo, y con tus invitados has bebido vino en ellos. Has brindado a todos tus dioses de metal y de madera y de piedra,  que  no ven,   ni oyen,  ni entienden,  pero no has glorificado al Dios de quien dependen tu vida y tu porvenir.
      24.    Fue El quien te mandó la mano que escribió esas palabras
      25.    Estas son las palabras escritas: «Mene, Tequel y Parsin.»
      26.    Y éste es su significado: Mene (o sea, medido), Dios ha medido tu reino y le ha puesto fin;
      27.    Tequel (o sea, pesado), has sido pesado en la balanza y falta peso;
      28.    Parsin (o sea, partido), tu reino ha sido dividido y entregado a los medos y a los persas.
      29.    Entonces  Belsasar  ordenó  que  le pusieran un vestido rojo, color reservado para el rey, y un collar de oro, e hizo proclamar que le asignaba el tercer puesto en el reino
      30.    Pero aquella misma noche Belsasar, rey de los caldeos, fue asesinado.

Y un poco después el ejército de los Medos y los Persas, bajo la conducción de Darío, tomó la ciudad de Babilonia y dividió el reino.


42.
     ¿Por qué sería tan inmediata la desaparición del rey Belsasar?

Los vasos sagrados del Templo habían sido consagrados a Dios y debían ser usado sólo por los Sacerdotes.  Belsasar cometió un sacrilegio triple:  1º) se usaron para beber hasta intoxicarse; 2º)  fueron usados por hombres y mujeres no sacerdotes; 3º) fueron usados para honrar a los ídolos.


43.     ¿Qué enseñanza podemos sacar sobre el exceso de alcohol?

El rey Belsasar no sería muy bueno, según las palabras escritas en la pared.  Pero el sacrilegio que cometió con los vasos del templo fue por exceso de alcohol:  Animado por el vino, mandó que le trajeran los vasos de oro y plata.

El alcohol en exceso turbia la razón y entorpece el cuerpo.  No se considera lo que se dice y lo que se hace, y se levantan todo tipo de pasiones dañinas en el intoxicado.


44.
     ¿A  qué  recuerda  la  sentencia  al  rey Belsasar?  Nosotros ¿no tenemos nuestro tiempo medido?  ¿No serán pesadas nuestras acciones?  ¿Qué nos dicen las mismas palabras escritas en la pared a nosotros?

Medido:  Sí, nuestro tiempo de vida terrena está medido también.  Y puede venirnos el fin en cualquier momento.

Pesado:  La sentencia al rey hecha por la mano recuerda nuestro juicio particular, el que tendremos en el momento de la muerte.  En ese instante todas nuestras acciones, omisiones, pensamientos, deseos, palabras van a ser pesadas ante Dios, es decir, con el valor que tienen ante Dios.

Dividido:  Y todo lo mucho o poco que hemos poseído en esta tierra será dividido, pasará a otras manos. 


45.     ¿Por qué fue puesto Daniel en un foso con leones?

Por oponerse a la adoración a dioses falsos, por luchar contra la idolatría.

Ya para este momento Ciro, rey de Persia, ha sucedido a Darío.  Trataba a Daniel con gran respeto y lo hacía sentar en su mesa.

En Babilonia adoraban al dios Bel.  Y Ciro hacía esa adoración idolátrica diariamente, mientras Daniel adoraba al verdadero Dios.  El rey le preguntó por qué no adoraba a Bel.  Y Daniel replicó que él adoraba al Dios vivo y verdadero, Creador de cielo y tierra, cuyo poder se extendía sobre todas las cosas.

El rey creía que la estatua de Bel era un dios vivo, porque consumía una inmensa cantidad de comida cada día.  Y le preguntó a Daniel por qué él no creía que este ídolo era vivo. 

Leer Daniel 14, 7-22


46.
     A  través de Daniel Dios acabó con un ídolo inerte, pero quedaba otro que sí era vivo:

Leer Daniel 14, 23-32


Daniel en el foso con los leones


47.
     Los  leones  no  se  alimentaron  con  Daniel.  Pero ¿cómo se alimentó Daniel en el foso?

Dan 14:
      33.    Vivía en ese tiempo en Judea el profeta Habacuq; éste acababa de preparar un guiso y de picar pan en un plato, y se dirigía al campo para llevárselo a los segadores.         
       34.    Pero el ángel del Señor dijo a Habacuq: «Lleva la comida que preparaste a Babilonia, para Daniel, que está en el foso de los leones.
      35.    Habacuq dijo: «Señor, jamás he visto Babilonia y no sé dónde está el foso.»
      36.    Pero el ángel del Señor lo tomó por la cabeza y llevándolo de los cabellos lo puso en Babilonia, junto al foso, con la rapidez de un espíritu.
      37.    Habacuq gritó: «Daniel, Daniel, toma la comida que te manda Dios.»
      38.    Daniel exclamó: «Oh Dios, te acordaste de mí y no has desamparado a los que te aman.»
      39.    Luego se levantó y se puso a comer, mientras el ángel del Señor llevaba a Habacuq al lugar en que estaba primero.


48.     ¿Qué muestra el milagro de Daniel alimentado por Habacuc?

Muestra la omnipotencia y misericordia divina para con Daniel.  Pero también algo sobre los Ángeles:  no son omnipresentes (no están en todos lados a la vez como Dios), pero su traslación puede ser instantánea (con la rapidez de un espíritu).  Puede compararse con la velocidad del pensamiento humano:  pienso en París y estoy allí con mi pensamiento.  Lo que los humanos podemos hacer con el pensamiento, los Ángeles pueden hacerlo en la realidad.


49.     ¿Qué sucede con Daniel?

Daniel con los leones
Daniel con los leones

Dan 14:
      40.    El séptimo día vino el rey a llorar a Daniel; se acercó al foso, miró y vio a Daniel sentado allí.
      41.    Entonces gritó con entusiasmo: «Grande eres Tú, Señor, Dios de Daniel, y no hay otro Dios fuera de ti.»
      42.    Y mandó sacar del foso a Daniel, y arrojar allí a los que buscaban su muerte, que en su presencia fueron devorados al instante


50.     ¿Para qué fueron estos milagros que Dios obró para Daniel?

1º.     Para proteger y ayudar a su fiel servidor y profeta Daniel.

2º.     Para mostrarse a los paganos y especialmente al rey Ciro, como el Dios Todopoderoso y Señor, y el Salvador que realiza signos y maravillas en la tierra.

3º.     Para mover al rey a devolver al Pueblo de Dios a su Tierra y para que reconstruyeran el Templo.

Esto es lo que sucede después y que veremos en la próxima lección:  Regreso del Exilio.


51.
     ¿Cuál  era  la  forma  como  Jesús  gustaba identificarse  El  mismo?  ¿Maestro?  ¿Rabí?  ¿Salvador? ¿Hijo del Hombre? ¿Ungido? ¿Mesías?

Hijo del Hombre era el nombre que Cristo solía usar para referirse a si mismo.  85 veces sale en los cuatro Evangelios y es Cristo mismo Quien la usa para referirse a El.

En Teología se habla de este término para referirse a la humanidad de Cristo, en contraposición a Hijo de Dios para destacar su divinidad.

Pero sucede que, desde una perspectiva bíblica, vemos que el término Hijo del Hombre era uno de los nombres para designar al Mesías por venir.  Y ese nombre sale de esta época del Exilio, pues lo refieren Daniel y Ezequiel.

Veamos cómo describe Daniel al Mesías con el nombre de Hijo de Hombre:

Dan 7:
      13.    Seguí contemplando la visión nocturna.  En las nubes del cielo venía uno como hijo de hombre. Se dirigió hacia el Anciano y fue llevado a su presencia
      14.    A él se le dio poder, honor y reino, y todos los pueblos y las naciones de todos los idiomas le sirvieron. Su poder es poder eterno y que nunca pasará; y su reino jamás será destruido.


52.     ¿Qué otro tipo de profecías contiene el Libro de Daniel?

El Libro de Daniel también tiene profecías escatológicas.  He aquí una sobre la resurrección al final de los tiempos:

Dan 12:
      1.    En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran jefe que defiende a los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia, como nunca lo hubo desde que existieron las naciones hasta el día de hoy. Entonces serán salvados todos aquéllos que estén inscritos en el libro.
      2.    Muchos de los que duermen en la región del polvo se despertarán, unos para la vida eterna, otros para el horror y la vergüenza eterna.


53.     ¿Qué Evangelio anuncia la resurrección de los muertos con estas mismas palabras?

Jn 5:
      28.    No se asombren de esto; llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán mi voz.
      29.    Los que obraron el bien resucitarán para la vida, pero los que obraron el mal irán a la condenación.


54.     Pero …  ¿qué  anunciará  después  el Profeta Daniel sobre el tiempo del exilio?

Dan 9:
      2.    … Yo, Daniel, me puse a buscar en las escrituras cuántos años quedaría en ruinas Jerusalén. Al profeta Jeremías, Yavé le habló de setenta años.

Daniel está diciendo que de acuerdo a Jeremías, estarán en Babilonia por 70 años.

Además sabemos que, de acuerdo a Isaías, Ciro Rey de Persia les va a permitir regresar y reconstruir el Templo:

Yo digo de Ciro: «Aquí está mi pastor», y sale para cumplir mis deseos. El dirá por Jerusalén: «¡Que la levanten!», y por el Templo: «¡Que sea reconstruido!»  (Is 44, 28).

Leer Daniel 9, 20-26

El Profeta Daniel anunció que sí regresarán del exilio, pero que de regreso también estarán en exilio, hasta que fuera ungido el Santísimo y el Ungido fuera muerto.

Y el nuevo exilio será de 70 veces 7=490 años.  490 años es la cantidad de años que faltan para el momento en que llega Jesús, el Mesías esperado.

ORACION

Creaturas todas del Señor, bendíganlo, alábenlo, ensálcenlo eternamente
Ángeles del Señor, bendíganlo, alábenlo y glorifíquenlo eternamente
Cielos, bendigan al Señor,
alábenlo y ensálcenlo eternamente

Aguas todas del cielo,
bendigan al Señor,

alábenlo y exáltenlo eternamente
         Sol y luna alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Astros del cielo alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Lluvia y rocío alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Vientos todos alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Fuego y calor alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Frío y ardor alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Hielos y frío alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Noches y días alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Rayos y nubes alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Tierra alábalo y ensálzalo eternamente
Montes y cerros alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Todo lo que brota en la tierra
alábelo y ensálcelo eternamente

Vertientes alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Mares y ríos alábenlo
y ensálcenlo eternamente

         Ballenas y peces alábenlo y ensálcenlo eternamente
Aves todas del cielo alábenlo y ensálcenlo eternamente  
Fieras y animales alábenlo y ensálcenlo eternamente
Hijos de los hombres alábenlo y ensálcenlo eternamente
Israel, alábalo y ensálzalo eternamente
Sacerdotes del Señor alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Servidores del Señor alábenlo
y ensálcenlo eternamente

Espíritus y almas de los justos
alábenlo y ensálcenlo eternamente

Santos y humildes de corazón
alábenlo y ensálcenlo eternamente   

Ananías, Azarías, Misael
bendigan al Señor alábenlo y ensálcenlo eternamente

Den gracias al Señor, porque es bueno,
porque su misericordia es eterna. 
Amén.

buenanueva.net
imprimir
top
homilia.org