bibliaheadterceranio

LECCION # 16
REGRESO DEL EXILIO

Esdras – Nehemías

Nehemías
Nehemías y el regreso del exilio

La ida a Babilonia fue en tres grupos:  en el primero se llevaron a Daniel, en el segundo a Ezequiel y en el tercero al Rey Sedecías.  El regreso también fue en tres grupos.

Los judíos regresan del cautiverio de 70 años en Babilonia y van a construir nuevamente el Templo.

Recordemos que Jeremías predijo que la duración del Exilio en Babilonia sería de 70 años, pero Daniel dijo que no sólo duraría ese tiempo, sino que, a pesar de regresar a la Tierra, el exilio durará 490 años hasta la llegada de Jesús.

Fueron llevados a Babilonia por los babilonios, pero al poco tiempo cambiaron las cosas, pues Persia sería el nuevo poder mundial e Isaías predijo que regresarían a la Tierra bajo el mando de Ciro, Rey de Persia.

1.      ¿Qué libros nos relatan el regreso del Exilio?

Los relatos del regreso del Exilio los encontramos en los libros de Esdras y Nehemías.

2.      ¿Qué nos narran los libros de Esdras y Nehemías?

1.      Es 1, 1 al 6, 22:    Reconstrucción del Templo
         2.      Es 7, 1 al 10, 44:  Misión de Esdras (Escriba y conocedor de la Ley mosaica)
         3.      Neh   1 al 13, 31    Reconstrucción de Jerusalén y de la muralla de la ciudad.

Así expuesto parecería una narración monótona de una construcción, pero esta etapa de la reconstrucción de Jerusalén es también de mucha acción, inconvenientes, y luchas.

Por cierto 2 Crónicas 36 hasta el final va paralelo a Esdras.

3.      ¿Hay algunos otros libros complementarios en este tiempo?

Los Profetas durante este tiempo son Ageo, Zacarías y Malaquías.  Y hay un libro complementario que narra una historia muy linda sobre los judíos que se quedaron en Babilonia y cómo se salvaron de ser aniquilados.  Eso está en el Libro de Ester.

4.      ¿Cómo comienza el libro de Esdras?

Narrando una cosa insólita:  cómo Ciro, rey de Persia va a permitir que el pueblo de Judá regrese a la Tierra y que reconstruya el Templo.

Ciro El Grande
Ciro el Grande, rey de Persia

Leer Esdras 1, 1-4

5.      ¿Qué les parece este decreto?

Si insólito fue el que un rey pagano devolviera a los judíos a su Tierra, más sorprendente fue el contenido del decreto.

Ciro se reconoce como escogido por Dios para hacer regresar a su Pueblo a Judá y para poder rehacer su vida allá.

Además ordena que se les dé toda clase de ayuda para el viaje y ofrendas voluntarias para la Casa de Yavé.  Los judíos residentes en Babilonia fueron generosos con los repatriados, pero el edicto insiste especialmente en las donaciones para que se construya allá en Jerusalén la Casa de Yavé.

Nótese que no sólo estimula a todo el pueblo de Dios de los que están en Babilonia, sino también a todos los restos del Pueblo de Yavé.  Se refieren estos restos seguramente a los israelitas deportados por los Asirios cuando invadieron el Reino del Norte o de Israel.

6.      ¿Qué enseñanzas podemos sacar de estos hechos?

Dios tiene en sus manos las riendas de la historia, nosotros los seres humanos somos actores en esa historia.

Dios dispone los acontecimientos.  Es Dios Quien suscita a Ciro, un rey pagano, para darle libertad al pueblo judío.

Además eso lo anunció con anticipación a Isaías:   Yo digo de Ciro: «Aquí está mi pastor», y sale para cumplir mis deseos. El dirá por Jerusalén: «¡Que la levanten!», y por el Templo: «¡Que sea reconstruido!»  (Is 44, 28).

Leer Isaías 45, 1-5

7.      ¿Por qué Ciro actuó con tanta magnanimidad hacia el pueblo judío?

Indudablemente porque Dios lo movió.  Pero podemos también ver qué medios humanos usó Dios para motivarlo.

El historiador Flavio Josefo refiere que los judíos mostraron a Ciro el texto de la profecía de Isaías en la cual aparecía su nombre, quedando él tan impresionado que promulgó inmediatamente el decreto de libertad.

El edicto real, más que obra de Ciro, es una muestra de que Dios, cuando lo desea, mueve el corazón de los reyes de manera que cumplan su voluntad.   Y lo hace con quienes lo conocen (como hemos visto a lo largo de la historia del pueblo de Dios), pero también lo hace con reyes que no lo conocen, como Ciro!!!

Algunos historiadores, siguiendo a Flavio Josefo, han comentado que Ciro mandó a construir el Templo pues, conociendo la profecía de Isaías, quería tener al Dios de los judíos de su lado.

En todo caso, Dios va a usar a Ciro para que regrese su Pueblo a la Tierra  y para que reconstruya el Templo, aunque Ciro no conoce a Dios.

Esto es algo impresionante y de gran consuelo para los que reconocemos a Dios como señor de la historia:  Dios puede usar gente que no lo conoce para afectar nuestras vidas.  Así funciona la Providencia Divina.

8.         ¿Se recuerdan de los vasos sagrados del Templo que se llevó Nabucodonosor y que Belsasar profanó bebiendo vino honrando a sus ídolos?  ¿Qué pasó con ese tesoro del Templo de Jerusalén?

Parte de estos tesoros estaba en el palacio (2 Cr 36, 7 y Dn 5, 23-3)  y otra en el templo de sus dioses (Dan 1, 2).  Pero Ciro además mandó que se devolvieran todos los utensilios sagrados que se usaban en el Templo y que Nabucodonosor se había llevado.

Veamos el inventario:

Es 1:
            9.         Esta es la lista: Copas de oro para la ofrenda, 30; de plata, 1.029; otras copas de oro, 30; de plata, 410; otros utensilios, 1.000.     
            10.       Total de los utensilios de oro y plata, 5.400. Todo esto se lo llevó Sesbasar cuando permitieron volver a los cautivos de Babilonia a Jerusalén.

9.      ¿Cómo regresan los judíos a Jerusalén?

Regresan en tres grupos en 538, 525-457, 444 aC.

En el primer grupo viene Zorobabel y será responsable de construir el Templo.

En el segundo viene Esdras que re-establecerá la Ley y la enseñará.

En el tercero Nehemías que construye los muros de la ciudad y reconstruye la ciudad misma.

10.     ¿Quién guía el primer grupo de regreso?

El primer grupo viene guiado por Zorobabel, quien era descendiente de David.  Se cree que había sido designado como jefe de la primera expedición de regreso a cuenta de sus cualidades y por ser descendiente del rey Joakim o Jeconías, penúltimo rey de Judá, es decir, por ser de la línea de David.

Zorobabel
Zorobabel y la reconstrucción del Templo

A tal efecto, había sido nombrado por el rey de Persia como gobernador.

11.     ¿Cómo fueron los comienzos en Judea?

Volvieron a la Tierra y comenzaron a reanudar, con dificultades, la vida nacional, aprovechando la autonomía que les permitía ahora el rey de Persia. 

Aunque Zorobabel, es descendiente de David (Es 3, 2) no pretenden re-instaurar la monarquía davídica.  Sin embargo, sabemos que la dinastía davídica continúa aún clandestinamente, como luego lo demuestra San Mateo al inicio de su Evangelio.

Como no pueden establecer la monarquía, se organizan de otra manera:  es una comunidad civil y religiosa, reunida en torno al Templo y gobernada por el Sumo Sacerdote, junto con el Gobernador judío, que es el representante de una potencia extranjera, con la cual tiene relaciones amistosas.

En este momento de re-establecimiento en la Tierra es que el nombre de Judíos va sustituyendo paulatinamente al nombre inicial de Israelitas.  Y esto porque la tribu que quedó fue la de Judá, junto con la de Benjamín y los Levitas (Sacerdotes).

Se añadieron también algunos residuos de las demás tribus.  Y comienza a usarse el nombre de Hebreos para designar a estos Israelitas de pueblos extranjeros. 

12.     ¿Y la relación con Yavé?

Los repatriados sintieron necesidad de establecer contacto con Dios y ofrecieron un sacrificio.  Y en el mismo año en que llegaron celebraron una reunión de todo el pueblo en Jerusalén.

Y también comenzaron a celebrar las fiestas prescritas: 

El Día del Perdón (Yom Kipur) sucedió por primera vez después que Moisés rompió las Tablas de la Ley, porque los Israelitas habían roto la Alianza, adorando el becerro de oro.  Para volver a la Alianza tenían primero que ayunar, orar, arrepentirse y pedir perdón por este pecado tan grave.

celebración Yomkipur
El YomKipur o Día del Perdón

La Fiesta de los Tabernáculos en la que debían construir tiendas y habitar en ellas, para que los descendientes supieran que sus padres vivieron en tiendas en el Desierto.  (ver Lección 7, #43)

Fiesta de los tabernáculos
Construían tiendas para recordar que sus padres habían vivido en ellas en el desierto

Leer Esdras 3, 1 y 3-6

13.     ¿Cuándo comienza la construcción del Templo?

Un año después de regresar de Babilonia se comenzaron los cimientos para el Templo.

Leer Esdras 3, 8-13

14.     ¿Cuánto tiempo tardó la construcción del Templo de Salomón y cuánto la de este Templo?

El de Salomón tardó 7 años y éste tardó 20 años, porque tuvieron muchos problemas en esta reconstrucción.

En la reconstrucción del Templo hubo adversarios de fuera (los Samaritanos) y obstáculos desde dentro (dejan parada la construcción de la Casa de Dios y comienzan a construir sus propias casas).

Leer Esdras 4, 1-3

15.     ¿Quiénes son estos vecinos que ofrecen ayuda y por qué los judíos la rechazan?

Son los Samaritanos que fueron ocupando el Sur después de que los judíos (el Reino del Sur) fueron llevados a Babilonia.

En su religión sincrética con muchos dioses, proponían que querían ayudar a construir el Templo a ese Dios que ellos también adoran.  Pero los que van a construir el Templo de Yavé deben adorar sólo a Yavé y los Samaritanos adoraban a otros dioses …y también a Yavé.

Por eso los judíos rechazan esta ayuda:  ¿Cómo podrían admitir la colaboración de unos sincretistas que decían buscar a Dios y ofrecían al mismo tiempo sacrificios a los ídolos?

16.     ¿Cómo reaccionaron los Samaritanos?

Los Samaritanos comienzan a sabotear la construcción con toda clase de maniobras.  En este momento es cuando se profundiza más la desconfianza entre Judíos y Samaritanos.

Esdras 4
         4.      Entonces la gente del país se puso a desanimar a los obreros del pueblo de Judá y a meterles miedo para que no edificaran.    
         5.      Se ganaron con dinero a algunos consejeros de la corte, para hacer fracasar el proyecto, y lo detuvieron durante todo el tiempo de Ciro, rey de Persia, hasta el reinado de Darío, rey de Persia.

Hicieron toda clase de manipulaciones, entre éstas, evitar que las quejas de los repatriados llegaran a Ciro, y lograron detener la construcción del Templo por 15-16 años !!!  Lograron convencer a Jerjes, llamado Asuero en el Libro de Ester, de que ellos tenían derechos adquiridos sobre las tierras y domicilios y que no era conveniente enviar más repatriados.  Y enviaron una carta con estas acusaciones:

Leer Esdras 4, 6 y 12-24

Imaginemos con todo esto la tirantez entre los judíos y los samaritanos.

Esdras 5:
         1.      Los profetas Ageo y Zacarías hijo de Iddo, profetizaron para los judíos de Judá y de Jerusalén en nombre del Dios de Israel que estaba con ellos.
         2.      Entonces Zorobabel hijo de Sealtiel y Josué hijo de Yosadac se decidieron a reiniciar la construcción del Templo de Dios en Jerusalén; los profetas de Dios estaban con ellos y los apoyaban.

Los judíos parecen haber aprovechado un momento de debilidad política de los persas, de confusión en la sucesión de Ciro, después de su muerte en circunstancias misteriosas, para reiniciar la construcción paralizada por las maniobras de los Samaritanos.

Pero con el correr de los años fue bajando el entusiasmo en los repatriados y se dedicaron más a sus intereses particulares, acallando sus conciencias pensando que no era el momento de la reconstrucción del Templo.

17.     Entonces ¿qué hace Dios?

Dios envía a dos Profetas para despertarlos:  Ageo y Zacarías.

Leer Ageo 1, 1-9 y 12-14

Con relación a la construcción del Templo:

Zacarías 4:
         8.      Una palabra de Yavé me fue dirigida:
         9.      «Las manos de Zorobabel pondrán los cimientos de este Templo y ellas mismas lo terminarán.»
         7.      Esta es una palabra de Yavé para Zorobabel: «Ni con el valor ni con la fuerza, sino sólo con mi espíritu.»

Llegaron a Jerusalén los delegados del nuevo rey sucesor de Ciro.  Estos encontraron que los judíos estaban ocupados en la reconstrucción del Templo y habiendo averiguado bajo qué órdenes construían esta obra, informan esto a Darío:

Leer Esdras 5, 6-16

Después de todas estas vicisitudes el sucesor de Ciro, Darío I, reafirmó lo decretado por Ciro y ordenó que se reanudara la construcción y que se dejara de molestar a los judíos.

Leer Esdras 6, 1-7

Y, adicionalmente, el nuevo edicto decreta ayuda para la obra y para los sacrificios:

8.      Esta es la orden que damos acerca de lo que deben hacer, referente a aquellos dirigentes judíos, para la reconstrucción de esa Casa de Dios:
         9.      les pagarán los gastos exactamente y sin interrupción, con las entradas de los impuestos del otro lado del río destinados al rey. Luego les entregarán cada día y sin falta, a pedido de los sacerdotes de Jerusalén,   
         10.     lo necesario para los sacrificios al Dios de los Cielos: novillos, carneros, corderos, trigo, sal, vino y aceite. Con esto ofrecerán sacrificios gratos al Dios de los Cielos y rogarán por la vida del rey y de sus hijos.       
         11.     Además, ordeno lo siguiente: Si alguien se opone a esta ordenanza, le sacarán una viga de su casa y lo ahorcarán en ella, y su casa será reducida a un montón de escombros como castigo por su rebelión.     
         12.     Y el Dios que allí hace habitar su Nombre aplaste a todo rebelde, rey o pueblo, que vaya en contra de esto y trate de destruir esa Casa de Dios en Jerusalén. Yo, Darío, he dado esta orden. Que sea puntualmente cumplida.»

18.     ¿Cómo fue la Dedicación del Templo?

Esdras 6:
         16.     Los hijos de Israel, los sacerdotes y levitas y los demás que habían vuelto del destierro celebraron con alegría la consagración de esta Casa de Dios,     
         17.     ofreciendo en esta solemnidad cien novillos, doscientos carneros y cuatrocientos corderos; y, como sacrificio por el pecado de todo Israel, doce machos cabríos, conforme al número de las tribus de Israel.

19.     ¿Qué más organizaron relacionado con el Templo?

Además del edificio material, se procedió a la reorganización del culto del Templo, con los Sacerdotes y Levitas a sus respectivos oficios.

Luego establecieron a los sacerdotes, según sus categorías, y a los levitas, según sus clases, para el servicio de la Casa de Dios en Jerusalén, según está escrito en el libro de Moisés. (Es 6, 18)
        
20.     ¿Y la celebración de la Pascua?

Es 6:
         19.     Los que habían vuelto del destierro celebraron la Pascua el día catorce del primer mes,      
         20.     ya que los sacerdotes y levitas se habían purificado juntos y todos estaban puros; sacrificaron, pues, la Pascua para todos los que habían vuelto del destierro, para sus hermanos sacerdotes y para sí mismos.
         21.     Los israelitas que habían vuelto del destierro comieron la Pascua con todos los demás que se habían apartado de la gente del país para no ser más impuros como ellos, y se habían unido a ellos para buscar a Yavé, Dios de Israel.         
         22.     Celebraron con alegría durante siete días la fiesta de los Azimos, pues estaban muy contentos porque Yavé había cambiado las disposiciones del rey de Asiria a su respecto, y les había permitido continuar la obra de reconstrucción de la Casa del Dios de Israel.

Notemos que al nuevo pueblo judío se unieron los israelitas que se habían separado de los cultos idolátricos, es decir, que habían israelitas de otras de las 12 tribus, unidos nuevamente a celebrar la Pascua.

21.     Pero … ¿qué le falta al nuevo Templo de Jerusalén? El nuevo Templo, aunque tenía las mismas dimensiones del  Templo de Salomón, no tenía su esplendor.

Pero la mayor diferencia es que no contenía el Arca de la Alianza. 

22.     ¿Qué había sucedido con el Arca?

Leer 2ª Macabeos 2

El nuevo Templo, entonces, no tenía la gloria de Yavé como el anterior:  le faltaba su objeto central,  el Arca de la Alianza.

23.     ¿Qué consuelo les manda Dios por el menor esplendor de este Templo y la falta del Arca de la Alianza?

Dios mandó al Profeta Ageo para consolar a los ancianos que añoraban el Templo anterior, asegurándoles que el nuevo Templo conocería la gloria del Mesías.

Segundo Templo de Jerusalçen
Maqueta del Templo de Jerusalén

Leer Ageo 2, 1-4 y 9

Estamos a 500 años de la venida del Mesías. Así que por siglos los Judíos deseaban la Gloria de la presencia de Dios de nuevo en el Templo.

Con esta añoranza de fondo, podemos comprender la emoción de Simeón cuando, iluminado por Dios, fue al Templo el día el la Presentación de Jesús y, reconociendo a ese bebé como el Mesías, exclama que es Luz para iluminar las naciones y gloria de su Pueblo Israel. (Lc 2, 32)

La gloria de Dios no vino en forma de nube, como antes,  sino en la presencia de un bebé que Simeón y Ana reconocieron como el Mesías, el Salvador.

Y es la Santísima Virgen María la que trae la Gloria de Dios al Templo, pues ella es el Arca de la Nueva Alianza, que llevó en su seno al Hijo de Dios y ahora trae al Templo a Jesús para ser presentado al Padre.

24.       ¿Cómo es eso de que María es Arca de la Nueva Alianza?

Veamos lo que contenía el Arca
y lo que es Jesús:

El Arca contenía maná:
Jesús es el Pan de Vida
(Jn 6, 48-51)

El Arca contenía las Tablas de la Ley:
Jesús es el cumplimiento de la Ley
(Mt 5, 17)

El Arca contenía
el cayado del Sacerdote Aaron:
Jesús es el Sumo y Eterno Sacerdote
que se ofrecerá a si mismo en la cruz
por nuestros pecados
(Hb 7, 1-7)

25.     Después que Zorobabel ya ha concluido la reconstrucción del Templo, Dios envía a Esdras.  ¿Quién es Esdras?

Esdras era un Sacerdote de la línea de Aaron y un escriba muy preparado en la Ley de Moisés.  Esdras llegó en el año 458 aC.

Esdras, profetay sacerdote
El Sacerdote Esdras

26.     ¿Cuál es la misión de Esdras?

Es 7
         12.     «Artajerjes, rey de reyes, a Esdras, sacerdote y maestro, instruido en la Ley del Dios de los Cielos, paz: He dado órdenes para que   
         13.     todos los israelitas, que hay en mi reino y que estén dispuestos a ir contigo a Jerusalén puedan partir con sus sacerdotes y levitas.    
         14.     Lo que es tú, irás como delegado del rey y de sus siete consejeros para cuidar de que se observe en Judá y Jerusalén la Ley de Dios que está en tus manos,
         15.     y para llevar allá el oro y la plata que el rey y sus consejeros han ofrecido generosamente al Dios de Israel, cuya Casa está en Jerusalén;        
         16.     también llevarás toda la plata y el oro que puedas reunir en Babilonia con las ofrendas voluntarias hechas por el pueblo y los sacerdotes para la Casa de Dios en Jerusalén.
         (Siguen una serie de disposiciones)

Y también lleva una misión espiritual :

Es 7
         25.     Y tú, Esdras, según la sabiduría que de Dios tienes, nombra jueces y magistrados que administren justicia a todo el pueblo del otro lado del río, a todos los que conocen la Ley de tu Dios; y enséñasela a los que no la conocen.    
         26.     Cualquiera que no cumpla puntualmente la Ley de tu Dios y la Ley del rey será castigado severamente con la muerte, expulsión, multa o cárcel.»

27.     ¿Qué claves hay en este pasaje de Esdras sobre la misión del cristiano?

En efecto, Esdras se había dedicado con todo su corazón a leer y a poner por obra la Ley de Yavé y a enseñar a Israel sus mandamientos y preceptos. (Es 7, 10)

Imitar estas tres cosas de Esdras:  estudiar y orar la Palabra de Dios, practicarla y enseñarla.

Debemos estar preparados para enseñar la Palabra de Dios y presentarla a todo aquél que esté dispuesto a oír la Palabra de Dios.  Esto es especialmente importante en el hogar con los hijos.

Leer la Biblia y orar la Palabra de Dios es una manera de vivir y nos va cambiando interiormente:  “la Palabra de Dios es viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo, y penetra hasta donde se dividen el alma y el espíritu, los huesos y los tuétanos, haciendo un discernimiento de los deseos y los pensamientos más íntimos” (Hb 4, 12).

Y leyendo la Palabra de Dios, meditándola y practicándola, puedo comunicarla.

28.     ¿Otra actitud a imitar de Esdras?

Esdras refiere todo el resultado a Dios.  Como en toda misión, siempre hay un esfuerzo que pone el enviado, un esfuerzo que debe ser más disposición a lo que Dios quiera hacer.   Pero Esdras reconoce que es Dios Quien ha dado el resultado.

Al final de este capítulo habla el mismo Esdras en primera persona, alabando a Dios por haber dispuesto el corazón del rey a favor del pueblo judío.

Es 7: 
         27.     Bendito sea Yavé, Dios de nuestros padres, que inspiró al rey este propósito de glorificar así la Casa de Yavé en Jerusalén,  
         28.     y que me hizo objeto de la simpatía del rey, de sus consejeros y de todos sus jefes principales. Por mi parte, cobré ánimo, ya que la mano de mi Dios estaba conmigo, y reuní a los jefes de Israel para que partieran junto a mí.        

29.     ¿Quién viene con el tercer grupo de repatriados y cuál es su misión?

En el tercer grupo de repatriados llega Nehemías encargado de reconstruir la ciudad y sus murallas.

30.     ¿Quién es Nehemías?

Mientras  Zorobabel estaba con la construcción del Templo y Esdras con la enseñanza de la ley, Nehemías estaba en Babilonia.  Era copero del rey.  Con este oficio, gozaba de una gran cercanía con el rey.

El libro que lleva su nombre comienza contándonos que un día tuvo estas noticias de lo que sucedía en Judá y en Jerusalén:

Nehemías 1:
         3.  «Viven allá, en la provincia, en medio de mucha pobreza y humillaciones. La muralla de Jerusalén está en el suelo, y sus puertas, quemadas.»       
         4.      Al escuchar estas palabras, me senté y me puse a llorar. Me puse de duelo algunos días, aguardando y rezando ante el Dios del Cielo.
         8.      … Acuérdate de lo que dijiste a Moisés: «Si ustedes no me son fieles, los dispersaré por las naciones.   
         9.      Pero si cumplen mis mandamientos y los ponen en práctica, los conduciré de nuevo al lugar donde he escogido vivir. Los reuniré, aunque estén dispersos hasta los confines del mundo.»     
         10.     Ya, pues, Señor, no olvides que son tus servidores; ellos son tu pueblo, que has salvado con tu gran poder y fuerte mano.      
         11.     Escucha mi oración y la de estos que solamente desean honrar tu Nombre. Te ruego me ayudes ahora. Haz que sea bien recibido por el rey.» Yo, entonces, era encargado de preparar las bebidas para el rey.

El rey le tenía aprecio y, extrañado de la tristeza en su cara, le dijo:

Nehemías 2:
         2.      … «¿Por qué esa cara tan triste? Tú no estás enfermo. ¿Acaso estás preocupado por algo?»         
         3.      Yo quedé indeciso. Y dije: «Viva por siempre el rey. ¿Cómo no he de tener tristeza, cuando la ciudad donde están las tumbas de mis padres se encuentra en ruinas, y sus puertas quemadas?»       
         4.      El rey me dijo: «¿Qué deseas entonces?» Pedí ayuda al cielo    
         5.      y le dije al rey: «Si al rey le parece bien y está conforme con mi trabajo, mándeme al país de Judá, a la ciudad en que se encuentran las tumbas de mis padres, para que yo la edifique de nuevo.»  
         6.      El rey me preguntó, estando la reina sentada a su lado: «¿Cuánto tiempo durará tu viaje? ¿Cuándo volverás?» Yo le dije un plazo y él me permitió salir.     
         7.      Agregué al rey: «Si le parece al rey, que se me den cartas para los gobernadores de la provincia del otro lado del río para que me faciliten el camino hacia Judá,         
         8.      y también una carta para Asaf, el cuidador de los bosques, pues necesito madera para hacer las puertas de la ciudadela, cerca del Templo, para la muralla de la ciudad y la casa en la que yo viviré.» La bondadosa mano de Dios me estaba apoyando, de tal manera que el rey me dio lo que le pedía.

Nehemías llega a Judá en el 445 aC.  Nehemías muestra mucha confianza en Dios y dependencia de sus designios.  Se nota que Dios lo había dotado  de sagacidad y previsión, junto con capacidad gerencial que necesitaba para su misión:  pidió poderes completos para tener todo el apoyo necesario para llegar a su destino.  De hecho también pide referencias para conseguir la madera necesaria para concluir las obras en Jerusalén.

Nehemías
Nehemías regresa a Judá

Entonces, 80 años después de regresar a la Tierra, comenzaron por orden del rey de Persia a reconstruir las murallas de Jerusalén.

Pero al darse cuenta los vecinos del re-inicio de las construcciones, comienza la oposición.

Nehemías sabe lo que ha sucedido antes con los vecino y decide enfrentar los problemas que van a presentarse.

Recordemos que, como no fue aceptada la ayuda de los Samaritanos, por temor a que el Pueblo se contaminara de sus prácticas idolátricas, éstos se dieron a la tarea de sabotear la construcción, tal vez porque creían que el re-establecimiento de los judíos en Judea les quitaba influencia y poder a ellos.

Para enfrentar el saboteo, Nehemías ordena dividir los trabajadores en dos grupos y que uno de éstos siempre estuviera armado en una mano y trabajando con la otra.

Nehemías creconstruye las murallas
Nehemías dirige la reconstrucción
de la ciudad y las murallas

Leer Nehemías 4, 1-5 y 9-11 y 16-17

31.  ¿Qué podemos imitar en cuanto a la vigilancia en el combate espiritual?

El demonio es el Enemigo de Dios y es nuestro enemigo.  Tiene su ejército y acecha constantemente.  Por eso el combate espiritual es una realidad.  Nehemías, dirigiendo a los judíos, nos dan ejemplo de cómo enfrentar esta lucha:

.        Trabajar con una mano y estar vigilantes con la otra.

.        Velar y orar para no caer en tentación. (Mt. 26, 42)

Los constructores del Templo tenían un instrumento de construcción en una mano y en la otra un arma.

Significado simbólico:  el cristiano necesita un instrumento por un lado y un arma de defensa en la otra.

¿Cuáles son esas armas?

La oración y los Sacramentos.
        
32.     ¿Quién nos habla del Combate Espiritual en el Nuevo Testamento?

San Pablo nos habla con mucho detalle sobre el Combate Espiritual:

Leer Ef 6, 11-18

33.     ¿Cuál es el papel de la Santísima Virgen en el combate espiritual?

Ella es la Conductora de nuestro ejército.  Ella lucha con nosotros, ora por nosotros, nos protege y nos cuida.  El Rosario es una gran arma espiritual.

34.       ¿Y otros en la Iglesia?

Mientras unos en la Iglesia estudian y trabajan, hay gente en la Iglesia orando, especialmente las órdenes contemplativas, muy incomprendidas, porque se cree que no hacen nada, pero están de vigilantes, de guardias, mientras otros trabajan por llevar el mensaje de Cristo a todos los que deseen recibirlo.

35.     ¿Cuánto tiempo tardaron en terminar las murallas de Jerusalén?

Nehemías 6:
         15.     La muralla quedó terminada … en 52 días.   
         16.     Cuando nuestros enemigos y los pueblos vecinos lo supieron, tuvieron miedo y se acobardaron. Tuvieron que reconocer en eso la obra de Dios.

Es cierto que trabajaron turnos de día y de noche, pero todos se dieron cuenta que sólo Dios podía hacer esta obra.  Los vecinos se dieron cuenta de que Dios estaba del lado de su Pueblo y no los molestaron más.

Leer Nehemías 7, 1-3

Más simbolismo de vigilancia:  cerrar las puertas del alma a los enemigos de Dios, que son nuestros enemigos también y que acechan para buscar nuestra condenación.

36.       Logros de Nehemías:

Con la conclusión de la muralla, se había creado una atmósfera de entusiasmo como en las generaciones anteriores al Exilio.  Con Templo y muralla, Jerusalén es nuevamente el centro del judaísmo.  Y el rey de Persia, cuya sede estaba bien lejos, no le preocupaban los judíos, mientras oficialmente le estuvieran sujetos. 

37.     Pero ¿qué es lo central del judaísmo?

En cuanto a obra física, el Templo, por supuesto.  Pero el factor espiritual tenía que ser la base del nuevo Israel.  Debían volver a la Ley, a la Alianza.

Entonces Nehemías y Esdras realizan una verdadera reforma religiosa, que se inicia con la Renovación de la Alianza:

Nehemías 8
         1.      En el séptimo mes todo el pueblo se reunió como un solo hombre en la plaza que se encuentra frente a la Puerta del Agua, y pidieron a Esdras que trajera el libro de la Ley de Moisés, que Yavé había dado a Israel.

Esdras subió al sitio de lectura:

Esdras lee la Ley
 Esdras lee la Ley ante la asamblea

2.      Esdras trajo la Ley ante la asamblea, en que se mezclaban hombres y mujeres, y todos los niños que podían entender lo que se iba a leer. Era el primer día del séptimo mes.  
         3.      Esdras leyó en el libro, ante todos ellos, desde la mañana hasta el mediodía, en la plaza que está enfrente de la Puerta del Agua; y todos los oídos estaban pendientes del libro de la Ley.  
         4.      El maestro de la Ley, Esdras, estaba de pie sobre una tarima de madera levantada para esta ocasión …
         5.      Esdras abrió el libro a la vista de todo el pueblo, pues estaba en un lugar más alto que ellos, y, cuando lo abrió, el pueblo entero se puso de pie.      
         6.      Esdras bendijo a Yavé, el Dios grande; y todo el pueblo, alzando las manos, respondió: «¡Amén! ¡Amén!» Y se postraron rostro en tierra.
         7.      Los levitas, Josué, Baní y sus demás hermanos explicaban la Ley al pueblo, que seguía de pie.    
         8.      Leyeron en el libro de la Ley de Dios, aclarando e interpretando el sentido, para que todos comprendieran lo que les estaban leyendo.  
         9.      Entonces Esdras, maestro de la Ley, dijo al pueblo: «Este día está dedicado a Yavé, el Dios de ustedes, no estén tristes ni lloren.» Porque todos lloraban al oír la lectura de la Ley.

38.     ¿Por qué lloraban?

Lloraban porque a la lectura de la Ley pudieron darse cuenta de sus pecados.  El Pueblo tuvo conciencia de su mala conducta y temía el castigo.  Y todos prometieron con lágrimas en los ojos, ser fieles a ella.

39.     Luego entonaron una oración o plegaria.  ¿Qué es la Oración de los Levitas o Plegaria de Esdras? (Neh 9, 6-37)

Este cántico es un recuento en síntesis de la acción de la Providencia Divina sobre el pueblo de Israel y la ingratitud de parte de los israelitas.  Es considerado una de las mejores páginas de la Biblia.  Después de recontar toda la historia, termina con una plegaria a la Misericordia Divina.

De todo lo que dicen se concluye que el pecado es el causante de los males que han sucedido a Israel.

Usaremos algunos versículos de esta plegaria como oración al final.
 
40.     ¿Qué hacen después de conocer la Ley y orar de esta manera?

Firman la Alianza.

Nehemías 10
         1.      De acuerdo con todo esto, nosotros tomamos un firme compromiso por escrito. El documento ha sido firmado por nuestros jefes, nuestros levitas y nuestros sacerdotes…(firman todos éstos)
         29.     Y el resto del pueblo, de los sacerdotes y de los levitas, los porteros, los cantores y los ayudantes, y todos cuantos se habían separado de los habitantes del país para seguir la Ley de Dios junto con sus mujeres y sus hijos e hijas en edad de comprender.         
         30.     Todos éstos, junto con los jefes, sus hermanos, se comprometen por juramento a proceder conforme a la Ley de Dios, promulgada por medio de Moisés, siervo de Dios, y a guardar y cumplir todos los preceptos de Yavé, Dios nuestro, y sus normas y leyes.

Y, con juramento se comprometieron a no contraer matrimonios mixtos, a no comerciar en Sábado, a dar descanso sabático a la tierra, a dar las contribuciones al Templo y muchas otras cosas que formaban parte de la Ley de Moisés.

41.     Repoblación de Jerusalén:

Pero había un problema:  Jerusalén, la capital, estaba poco poblada.  Esto comienza a anunciarse desde antes de esta ceremonia de renovación de la Alianza.

Nehemías 7:
         4.      La ciudad era espaciosa y grande, pero tenía pocos habitantes y muchas casas no se reconstruían.       
         5.      Dios me inspiró la idea de reunir a los jefes, a los consejeros y al pueblo, para hacer un censo.

Pero en Nehemías 11 comienza la estrategia para lograr la repoblación de Jerusalén, porque una vez concluidas las murallas convenía concentrar un buen número de habitantes en Jerusalén, la capital.

Nehemías 11
         1.      Los jefes del pueblo se establecieron en Jerusalén. El resto del pueblo echó a suertes para que, de cada diez hombres, uno se quedara viviendo en Jerusalén, la Ciudad Santa, quedando los otros nueve en las otras ciudades.
         2.      El pueblo bendijo a todos los hombres que se ofrecieron voluntariamente para habitar en Jerusalén.

42.     ¿Cómo continuó el cumplimiento de la Alianza?

En tiempos de Zorobabel y de Nehemías todo marchó bien:  el culto, la Ley se cumplía bien.  Pero con el andar de los años se fueron enfriando de nuevo.

Nehemías, que después de 12 años había regresado a Persia (no nos dicen cuánto tiempo estuvo allá), vuelve de nuevo a Jerusalén y encontró algunos abusos que corrigió.

43.     Fin del Libro de Nehemías:

Habiendo dado una mirada retrospectiva recuerda todos los esfuerzos para lograr el re-establecimiento del pueblo judío en su tierra, el cumplimiento de la Ley.  Y cierra con esta imploración a Dios:  ¡Acuérdate de mí, Dios mío, para mi bien! (Neh 13, 31).

Con esta frase desaparece de la historia uno de los más grandes reformadores del pueblo judío.  En toda su actuación muestra su sagacidad, su liderazgo, israelita ejemplar, cumplidor de la Ley, instrumento de Dios para dirigir a su Pueblo en una etapa decisiva para la recuperación del judaísmo.

De él dice el Eclesiástico (Sirácide):

         También Nehemías dejó un gran recuerdo: volvió a levantar nuestras murallas en ruinas, restauró nuestras puertas y sus cerrojos, reconstruyó nuestras casas.  (Sir 49, 13)

Leer Resumen Bíblico: 
ESTER

44.     Libro de Ester

El regreso de los judíos del Exilio de Babilonia fue entre 538 aC y 444 aC en tres expediciones.  Mientras unos regresaban otros se quedaban en Babilonia.  Unos de los que no regresaron fueron Mardoqueo y una sobrina llamada Ester, adoptada por él como hija.  Los acontecimientos narrados en el Libro de Ester suceden durante el reinado del rey Asuero (llamado también Jerjes I) entre 485 y 465 aC .

Como el gobierno de los reyes de Persia era muy benevolente, muchos de los judíos se fueron quedando en Babilonia.  Dios permitió esta presencia para el bien espiritual de esos pueblos paganos.  Alguna influencia tenían los judíos para dar a conocer el verdadero Dios y anunciar la promesa del Salvador esperado.

Eso sucedió con Daniel, como vimos en la lección anterior, que dio a conocer a Dios y a difundir la fe en El.  En un momento dado Dios usó a una judía piadosa llamada Ester para proteger a su Pueblo.

Vivió Ester durante el reinado de Asuero, con Mardoqueo su tío, quien la había levantado desde muy pequeña por ser huérfana de padres.  Tenía una belleza excepcional y era modesta e inocente.  El rey Asuero quedó prendado de sus encantos cuando le fueron presentadas una serie de doncellas y, de entre todas, escogió a Ester como reina.  Asuero no sabía que Ester era judía.  Y Ester no lo informó por instrucción de Mardoqueo.

Mardoqueo tenía un cargo en la corte del rey y le tocaba estar diariamente en la puerta del palacio.  En ese sitio y en ese cargo descubrió un día que planeaban un complot para asesinar al rey Asuero.  Mardoqueo informó enseguida a Ester, quien se lo hizo saber al rey.  Al examinar las evidencias, se encontró que era veraz el testimonio de Mardoqueo.  Los dos conspiradores fueron condenados a muerte.  Y todo esto quedó registrado en los anales del reino.

Un tiempo después, Asuero designó a un tal Amán como segundo en el reino.  Los servidores del rey doblaban su rodilla ante Amán y lo veneraban.  Pero Mardoqueo se resistía a esto, pues ese tipo de culto se lo daba él sólo a Dios.

Amán, al darse cuenta de esta actitud, se enfureció con Mardoqueo y con los judíos.   Y urdió una trama para eliminar a todos los judíos, inventando que éstos estaban planeando un levantamiento.  Con esa mentira urgió al rey a que lanzara un edicto mandando a matar a todos los judíos que habitaran en su reino y que sus propiedades les fueran confiscadas. 

45.     ¿Cómo puede influir un pecado en el comportamiento maligno de un hombre?

De lecciones anteriores recordemos cómo un pecado se encadena con otro y éste con otro más –si no se le pone remedio prontamente con el arrepentimiento.  Esto puede llevar a situaciones realmente lamentables para el pecador y para los que reciben los efectos de sus pecados.

El pecado capital del orgullo llevó a Amán a la ira contra los judíos y al odio contra Mardoqueo.  Levantó luego una calumnia gravísima.  Y obtiene la emisión de un edicto para masacrar a todo un pueblo.

Nosotros a veces somos movidos por el orgullo a la ira.  Y de la ira podemos pasar a otros pecados y hasta llegar a la calumnia, que es un pecado catalogado como de asesinato de la reputación de las personas.

Cuando el orgullo en cualquiera de sus manifestaciones (vanidad, engreimiento, soberbia, arrogancia…) nos pretenda tomar, hay que pedir ayuda a Dios de inmediato  y con esa ayuda luchar contra esos pensamientos.

La ira es más irracional e intempestiva, pero también ésta hay que controlarla.  El control de la ira o de cualquier otro pecado capital es sólo posible con la ayuda de Dios:  es Dios Quien lo hace.  Pero hay que tener la disposición de abrirse a Dios para que El realice esta purificación en nosotros. 

46.     ¿Cómo se hace esto?

Veamos estos consejos que nos daba el Papa Benedicto XVI, basándose en las enseñanzas de San Juan de la Cruz. (16-febrero-2011)

Este proceso, aunque exige la colaboración del hombre, es obra de Dios, ya que el ser humano por sus propias fuerzas es incapaz de realizarlo.

El esfuerzo humano, de hecho, es incapaz por sí mismo de llegar a las raíces profundas de las inclinaciones y de los hábitos malos de la persona:  sólo las puede frenar, pero no desarraigarlas por completo.  Para ello necesita la acción especial de Dios.

Por lo tanto, debemos abrir las ventanas de nuestra alma de manera que la luz de Dios pueda entrar para purificarnos y transformarnos.

47.     Continuación de la historia de Ester.

Imaginemos la consternación de los judíos al enterarse sorpresivamente de este cambio de actitud de parte del rey de Persia (!!!)   Y estaban todos atrapados, pues el edicto era para todos los judíos de todas las provincias del Imperio Persa.

Pero Mardoqueo interviene exigiendo a Ester que intercediera ante el rey por su pueblo.  Sin embargo Ester tiene reservas y le respondió: 

Ester 4:
         11.     «Todos los funcionarios del rey y el pueblo en general saben que cualquiera, sea hombre o mujer, que entre sin haber sido llamado a los aposentos privados del rey, está por ley condenado a muerte, a no ser que el rey le tienda su bastón de oro perdonándole la vida. Hace ya treinta días que el rey no me invita a visitarlo.»     
         12.     Al leer Mardoqueo la respuesta de Ester, le contestó:       
         13.     «No creas que por el hecho de que estás en el palacio, serás la única judía que se podrá salvar.   
         14.     Muy por el contrario, pues si tú persistes en no hablar ahora que puedes hacerlo, ya llegarán por otro lado a los judíos su salvación y liberación, y en cambio morirás tú con toda tu familia. Quién sabe si, tal vez, en vista de una circunstancia como ésta, tú llegaste a ser reina»

Ante tal amenaza y tal exhortación, Ester responde pidiendo oración y diciendo que sí se expondrá al peligro de muerte:

         16.     «Pide a todos los judíos de Susa que se reúnan, que se pongan a ayunar por mis intenciones. Que durante tres días enteros no coman ni beban. Por mi parte también yo ayunaré acompañada de mis sirvientas. Así preparada, iré a presentarme al rey a pesar de la prohibición y, si está escrito que yo muera, moriré.»

También Ester oró fervorosamente y ayunó tres días y decidió que, contraviniendo la ley, se presentaría ante el rey sin haber sido requerida.  Eso significaba que se estaba exponiendo a la pena de muerte, pero estaba dispuesta a morir.

Al tercer día se vistió con sus mejores galas y se presentó ante el rey sin haber sido llamada, corriendo todos los riesgos.

La reina Ester y el  Rey Asuero
Ester se desmaya ante el rey Asuero

Leer Ester 15, 8-16 y Ester 5, 3-6

En el primer banquete no dijo nada aún al rey, sino que invitó de nuevo a ambos:  al rey y a Amán.

9.      Ese día Amán salió muy alegre, pues se sentía feliz; pero al pasar frente al palacio real notó que Mardoqueo no se levantaba, ni siquiera se movía de su asiento al verlo pasar.

Esto lo llenó de ira y al llegar a su casa ordenó erigir una horca de 25 metros de alto para colgar a Mardoqueo al día siguiente.

Leer Ester 6, 1-14 y 7, 1-10

48.       ¿Cómo resuelve el rey el injusto edicto contra los judíos?

El problema ahora es la situación embarazosa en que se encontraba el rey.  Había promulgado un edicto de matanza de los judíos que era irrevocable, pues llevaba el sello real.  La solución consistió en dar autorización a los judíos para repeler cualquier agresión, contando con el apoyo de los órganos del poder real para esto y también para vengarse de sus enemigos.

Leer Ester 8, 11-12 y 15-17

Esta liberación del pueblo judío es el origen de la Fiesta de Purín que ellos celebran.      

49.     ¿Qué podemos destacar en este período de la historia del Pueblo de Dios acerca de la Divina Providencia

  1. La protección de Dios se extendía a todo su Pueblo, donde fuera que estuviera:  a los que regresaron a Judea y a los que se quedaron en Babilonia.
  2. La liberación de los exilados en Babilonia fue a través de circunstancias realmente maravillosas.
  3. Ester, una judía, escogida por el rey pagano como su reina.
  4. El descubrimiento que Mardoqueo hizo del complot.
  5. Que el rey tuviera insomnio y que precisamente le leyeran el pasaje sobre Mardoqueo.
  6. El que Ester se desmayara y el rey se ablandara a tal punto de decirle que la prohibición no era para ella y que le daría cualquier cosa que le pidiera.

50.     Basándonos en la historia de Ester, ¿por qué podemos decir que orar, que consiste en hablar con Dios en cualquier momento, es un privilegio?

La reina Ester no podía presentarse ante su marido el rey, sin ser requerida.

Jesucristo es el Rey de Reyes.  Y nosotros podemos dirigirnos a El -y también al Padre y al Espíritu Santo- sin requerimientos, ni preámbulos, ni anuncios, ni permisos.

¿Nos damos cuenta que la oración es un verdadero privilegio?  Orar es hablar con Dios:  decirle y escucharle.  ¿Nos damos cuenta, entonces, del privilegio que significa que nosotros simples creaturas podamos dirigirnos a nuestro Creador para pedirle, para rogarle, para decirle cosas … y que El nos escuche y nos atienda?

La oración es uno de esos regalos inmensos y utilísimos que Dios nos ha dado y que no apreciamos ni  aprovechamos suficientemente.

Pensemos:  si quisiéramos ¿podemos hablar con el Papa?  ¿puede alguien lograr hablar con cualquier persona que se le ocurra, y de manera instantánea?  ¡Y nosotros podemos dirigirnos a Dios cada vez que queramos y de manera instantánea!  Ese privilegio lo tenemos los seres humanos sólo con Dios. 

51.     ¿Quién fue Malaquías?

Profeta Malaquías
El Profeta Malaquías

Malaquías es el Profeta justo antes de la sublevación de los Macabeos.  Su profecía nos habla acerca del futuro sobre un mensajero que vendrá antes del Mesías.

Leer Malaquías 3, 1-4 y 7 

Mal 4:
         23.     Les voy a enviar al profeta Elías antes que llegue el día de Yavé, que será grande y temible.

Por este anuncio hecho por Malaquías, los judíos esperaban a Elías antes de la llegada del Mesías.  Y cuando Jesús pregunta quién dice la gente que era El.  Los Apóstoles le contestan:  Unos dicen que Elías, otros que Juan Bautista, etc.  ¿Por qué?  Porque había la idea de que Jesús, podía ser aquél que presidiera al Mesías.

Pero … ¿Quién es Elías?

Lo dijo Jesús:

Mt 11
        11.     Yo se los digo: de entre los hijos de mujer no se ha manifestado uno más grande que Juan Bautista..
        14.     Pero, si ustedes aceptan su mensaje, Juan es este Elías que había de venir.
        15.     El que tenga oídos para oír, que lo escuche. 

ORACION de los LEVITAS o PLEGARIA de ESDRAS

Nehemías 9:

6.   «Tú, Yavé, Tú solo hiciste los cielos, el cielo de los cielos y todo su ejército, la tierra y cuanto hay en ella, los mares y todo lo que contienen. A todos Tú les das vida, y a ti te adoran todos los ángeles del cielo.     
7.   Tú, Yavé, eres el Dios que elegiste a Abram, lo sacaste de Ur, de Caldea, y le diste el nombre de Abraham.       
8.     Lo hallaste fiel para contigo e hiciste Alianza con él para entregarle el país del cananeo, del heteo, del amorreo, del fereceo, del jebuseo y del guirgaseo a él y a sus descendientes. Y has cumplido tu palabra, porque eres justo.
9.      Tú viste la aflicción de nuestros padres en Egipto y escuchaste su clamor cerca del mar Rojo.  
10.     Obraste milagros y prodigios contra el faraón, contra sus ministros y todo su pueblo, pues supiste que nos habían tratado duramente, y te has hecho famoso hasta el día de hoy. 
11.     Dividiste el mar ante nuestros padres, que pasaron por medio de él sin mojarse los pies. Hundiste en sus profundidades a sus perseguidores, como piedra que cae en las profundas aguas.            
12.     Tú los guiaste de día con una columna de nube, y de noche con una columna de fuego, para alumbrar ante ellos el camino por donde tenían que seguir.    
13.     Bajaste al monte Sinaí y con ellos hablaste desde el cielo; les diste leyes justas, normas que expresan la verdad, preceptos y mandamientos excelentes.
14.     Les enseñaste a consagrar a ti el sábado; les ordenaste mandamientos, preceptos y la Ley, por mano de Moisés, tu siervo.          
15.     Del cielo les mandaste el pan para su hambre; hiciste brotar para su sed agua de la roca y les mandaste ir a apoderarse de la tierra que Tú juraste darles mano en alto.           
16.     Pero nuestros padres se pusieron orgullosos, endurecieron su cabeza y no escucharon tus mandatos.
17.     No quisieron escucharte ni recordaron todos los prodigios que hiciste para ellos. Endurecieron su cabeza como rebeldes y quisieron volver a la esclavitud de Egipto. Pero Tú, Dios del perdón, misericordioso y clemente, lento para enojarte y rico en bondad, no los abandonaste.            
18.     Ni siquiera cuando se fabricaron un becerro y dijeron: «Este es tu Dios, Israel, que te sacó de Egipto», despreciándote profundamente.
19.     Tú, en tu inmensa bondad, no los abandonaste en el desierto; la columna de nube no se apartó de ellos durante el día ni la columna de fuego durante la noche, sino que les enseñó la ruta por donde debían caminar.
20.     Les diste tu Espíritu bueno para instruirlos; les diste maná para que tuvieran de comer, y agua para calmar su sed.      
21.     Cuarenta años los cuidaste en el desierto y nada les faltó; ni sus ropas se gastaron ni se hincharon sus pies.
22.     Les diste reinos y países; les repartiste las tierras vecinas, se apoderaron del país de Sijón, rey de Jesbón, y del país de Og, rey de Basán.

23.     Y multiplicaste sus hijos como las estrellas del cielo, llevándolos a la tierra que prometiste a sus padres.    

24.     Sus hijos entraron y se apoderaron del país. Tú, ante ellos, aplastaste a sus habitantes, los cananeos, y los pusiste en sus manos con sus reyes y todos sus habitantes. Hicieron de ellos lo que quisieron
25.     Conquistaron ciudades fortificadas y una tierra fértil; se apoderaron de casas bien abastecidas, pozos ya hechos, viñas, olivares y árboles frutales de toda clase y en gran abundancia; comieron, se saciaron y engordaron, y vivieron cómodos por tu inmensa bondad.           

26.     Pero después, indóciles, se rebelaron contra ti, se echaron tu Ley a la espalda, mataron a los profetas que los invitaban a volver a ti, y cometieron contra ti grandes pecados.      
27.     Tú los entregaste en poder de sus enemigos, que los oprimieron. Durante su opresión clamaban a ti y Tú los escuchabas desde el cielo; así que, por tu inmensa bondad, les mandabas salvadores que los libraron de sus opresores.
28.     Pero, cuando respiraban de nuevo, hacían el mal contra ti, y Tú otra vez los dejabas en manos enemigas que los oprimían. Ellos de nuevo clamaban hacia ti, y Tú escuchabas desde el cielo y por tu gran bondad los salvaste muchas veces.    
29.     Les pediste con mucha insistencia que volvieran a tu Ley, pero ellos, muy orgullosos, no escucharon tus mandatos y órdenes. No observaron lo que el hombre debe cumplir para tener la vida, te volvieron la espalda y por su dura cabeza no te escucharon.
30.     Durante muchos años tuviste paciencia con ellos, les advertiste por tu Espíritu, por boca de los profetas, pero ellos no escucharon.            

31.     Entonces los entregaste en poder de los otros pueblos. Mas por tu inmensa bondad no dejaste que fueran destruidos, ni los abandonaste, porque Tú eres Dios de bondad y de misericordia.  
32.     Ahora, pues, oh Dios nuestro, Dios grande, poderoso y temible, que mantienes tu alianza y tu amor, toma en cuenta la miseria que ha caído sobre nosotros, sobre nuestros reyes y príncipes, nuestros sacerdotes y profetas, sobre nuestros padres y sobre todo tu pueblo desde los tiempos de los reyes de Asiria hasta el día de hoy.    
33.     Tú te mostraste justo en todo lo sucedido, porque Tú has cumplido fielmente tus promesas, mas nosotros hemos actuado con maldad.        
34.     Nuestros reyes y jefes, nuestros sacerdotes y nuestros padres no guardaron tu Ley, no hicieron caso de tus mandamientos ni de las normas que Tú les diste.    
35.     Mientras vivían en su reino, gozando de la prosperidad que venía de ti, y la muy fértil y espaciosa tierra que Tú les habías preparado, no te sirvieron ni se arrepintieron de sus pecados.
36.     Mira que hoy somos nosotros esclavos; somos esclavos en el país que habías dado a nuestros padres para gozar de sus frutos y bienes.   
37.     Los abundantes frutos que da el país son para los reyes que Tú nos has impuesto por nuestros pecados; ellos hacen lo que quieren de nuestras personas y de nuestros ganados, con lo que vivimos en gran tribulación.

buenanueva.net
imprimir
top
homilia.org