LECCION # 21

¿QUÉ SUCEDE
DESPUES DE LA MUERTE?

1.      En la lección anterior hablamos sobre la muerte, en qué consistía la muerte, que es la separación del alma y el cuerpo de la persona.  Pero … ¿qué sucede después de la muerte?  ¿Qué sucede al cuerpo? 

El cuerpo pasa a descomponerse si se ha enterrado sin cremación, y ya está hecho cenizas si se ha cremado.

2.      Pero ... ¿qué pasa con el alma?  ¿También muere?

El alma no puede morir, porque es inmortal. 

Nuestra alma, al morir, pasa a la eternidad, a la otra vida. 

Y al morir la persona, el alma que es inmortal puede ir a uno de 3 destinos:  Cielo, Infierno y Purgatorio.

3.      ¿Qué es el Cielo?

El Cielo es la opción para la cual fuimos creados, pues Dios desea comunicarnos Su completa y perfecta felicidad, que además es eterna - es decir, para siempre- llevándonos al Cielo, la patria hacia la cual caminamos, nuestro verdadero hogar, el sitio de la felicidad perfecta y total.

4.      ¿Cómo es el Cielo?

El Cielo es un sitio o estado de felicidad perfecta para siempre, libre de todo sufrimiento.

Pero lograr una descripción adecuada de lo que es el Cielo, con nuestras limitadas categorías humanas de tiempo y espacio, con la limitación de ideas y de lenguaje, es imposible.

5.      ¿Alguien ha descrito el Cielo?

San Pablo, quien según sus escritos pudo vislumbrar el Cielo, sólo puede referir que "oyó palabras que no se pueden decir: cosas que el hombre no sabría expresar ... ni el ojo vio, ni el oído escuchó, ni el corazón humano puede imaginar lo que tiene Dios preparado para aquéllos que le aman" (2a. Cor.12, 2-4 y 1a. Cor. 2,9).

MEMORIZACION – Cita y Texto:
Ni el ojo vio, ni el oído escuchó, ni el corazón humano puede imaginar lo que tiene Dios preparado para aquéllos que le aman" ( 1 Cor. 2,9).

6.      Y ¿por qué será que San Pablo no pudo describir lo que vio del Cielo?

San Pablo vio el Cielo y no lo pudo describir, porque nuestra capacidad de ideas y de expresión no alcanzan para describir algo infinito, para describir algo infinitamente maravilloso!

  Así es el Cielo, entonces:  indescriptible, inimaginable, insondable, inexplicable, para el ser humano, pues somos limitados para comprender y describir lo ilimitado de Dios ... y el Cielo es básicamente la presencia de Dios en forma clara, "le veremos tal cual El es" (1 Jn. 3,2).

 7.      ¿Qué es el Purgatorio?

 Es un sitio o estado de purificación,donde van las almas que no están suficientemente preparadas para ver a Dios cara a cara, porque al Cielo no entrará nada manchado (Ap. 21, 27b).

8.      ¿Cuánto tiempo dura la purificación en el Purgatorio?

De las opciones que tenemos para después de la muerte, el Purgatorio es la única que no es eterna.  Las almas que llegan al Purgatorio están ya salvadas, permanecen allí el tiempo necesario para ser purificadas totalmente.

9.      ¿Qué sucede a las almas que salen del Purgatorio?  ¿ A dónde van?

Las almas que llegan al Purgatorio ya están salvadas: la única opción posterior que tienen es el Cielo. Del Purgatorio pasan ya directamente al Cielo.

10.    ¿Es obligatorio creer en el Purgatorio?

   El Purgatorio es Dogma de Fe.  Todo Católico debe creer en el Purgatorio.

11.    Pero algunos dicen que el Purgatorio no aparece en la Biblia …

  A pesar de que la palabra purgatorio no aparece como tal en la Biblia, sí está descrita en 2 Macabeos 12, 41-40 y en:

MEMORIZACION – Cita y Texto:
"La obra de cada uno vendrá a descubrirse. El día del Juicio la dará a conocer ... El fuego probará la obra de cada cual ... se salvará, pero como quien pasa por fuego" (1 Cor. 2, 13-15).

12.    ¿Por qué hay que tratar de evitar el Purgatorio y llegar directamente al Cielo?

Es posible llegar al Cielo directamente.  Además, es deseable obviar el Purgatorio, ya que no es un estado agradable, sino más bien de sufrimiento y dolor, que puede ser corto, pero que puede ser también muy largo.

La purificación en el Purgatorio es "dolorosa".  Fíjense que la Biblia nos habla también de "fuego" al referirse a esta etapa de purificación. 

Tal vez la pena más dolorosa de la etapa de purgatorio sea la tardanza en poder disfrutar de la gloria de Dios 

  Cuando el alma se separa del cuerpo ya no quiere sino ver a Dios y estar y vivir en El.  Pero ha llegado la hora de ver a Dios, pero al no estar purificada totalmente el alma no puede.  Y eso causa un sufrimiento muy grande.

13.    Entonces ¿cómo hacer?  ¿Puede uno purificarse en la vida terrena?

  Sí es posible purificarse aquí en la tierra.  Y es posible llegar directamente al Cielo. 

Los Santos son ejemplos de esta posibilidad de purificación en nuestra vida terrena: ninguno ha llegado a la santidad sin purificarse a través del sufrimiento, la oblación, la entrega absoluta a los planes de Dios ... y algunos, hasta el martirio.

  Así, las oportunidades de purificación que nos presenta Dios Nuestro Señor a través de circunstancias dolorosas o adversas en nuestra vida deben verse, no como castigo, sino como lo que son: oportunidades de purificación, para disminuir u obviar el Purgatorio.

14.    ¿Qué es el Infierno?

Lo primero que tenemos que saber es que el Infierno es “Dogma de Fe”, es decir, de creencia obligatoria para los Católicos.

Y es de los dogmas de nuestra fe que presenta mayor número de textos de la Sagrada Escritura que lo sustentan.

Pero sucede que aparece con diferentes nombres:   abismo, horno de fuego, fuego eterno, lugar de tormentos, lugar de tinieblas, gehena, muerte segunda, fuego inextinguible etc.

En resumidas cuentas, el Infierno forma parte, junto con el Cielo y el Purgatorio, de las opciones que nos esperan para la otra vida. 

Y es la opción que hay que evitar a toda costa!

15.    ¿Cómo es el Infierno?

Es un sitio o estado de castigo para siempre, de fuego eterno que no extingue, ni se extingue.  Pero el peor tormento del Infierno será la separación de Dios para siempre.

 16.    ¿Cómo sabemos que existe?

Porque el mismo Jesucristo nos ha hablado del Infierno:

MEMORIZACION – Citas y textos:

  "Los malvados ... los arrojará en el horno ardiente. Allí será el llanto y el rechinar de dientes" (Mt. 13, 42).

"Y a ese servidor inútil échenlo en la oscuridad de allá afuera: allí habrá llanto y desesperación" (Mt.25,30).

"Malditos: aléjense de Mí, al fuego eterno" (Mt. 25, 41).

17.    ¿Ha habido otras revelaciones del Infierno? 

Entre los secretos que reveló la Santísima Virgen María a los pastorcitos de Fátima, está una visión del Infierno, que les dio en una de sus apariciones.  Sor Lucía nos dejó dicho:  "Algunas personas, también piadosas, no quieren hablar a los niños pequeños sobre el Infierno, para no asustarlos. Sin embargo, Dios no dudó en mostrar el Infierno a tres menores y una de ellas contando apenas seis años".

Por más que Lucía describe lo que ella y los otros dos videntes vieron, no es posible imaginar cómo es el Infierno. El Infierno es un lugar de dolor y horror -más de lo que podemos pensar y suponer- al que son arrojadas las almas que en la tierra desperdician las gracias de salvación que Dios en Su infinita Bondad, nos otorga a todos.

También los videntes de Medyugorie han visto el Infierno y además el Purgatorio y el Cielo.  Hay Santos que han tenido visiones y/o vivencias del Infierno: Sta. Teresa de Jesús, San Juan Bosco y Sta. Faustina Kowalska.

Dos visitas al Infierno

Testimonio de una persona
que vio el Infierno

(video)

18.    ¿Cómo puede alguien llegar al Infierno?

  Para que alguien se condene es necesario que tenga una aversión voluntaria a Dios, un enfrentamiento o una rebeldía contra El y, además, que persista en esa actitud hasta el momento de la muerte (cfr. Catecismo de la Iglesia ICatólica # 1037).

19.    ¿Qué nos espera, entonces, después de la muerte?

         Hemos nacido y vivimos en esta tierra para pasar de esta vida a la eternidad.  Y allí habrá o "Vida Eterna" en el Cielo, al que podemos llegar directamente o pasando antes por un tiempo de purificación en el Purgatorio ... o habrá "muerte eterna" en el Infierno.

20.  ¿Cómo evitar el Infierno? ¿Cómo evitar, también, el Purgatorio?

   La receta es clara:

.        buscar la Voluntad de Dios y no la propia,

.        rechazar el pecado,

.        arrepentirse de los pecados y confesarlos

.        aprovechar las gracias de la Santa Misa y la Eucaristía

. aprovechar las oportunidades de conseguir "indulgencia plenaria", la cual nos borra el tiempo de purificación que tendríamos que pasar en el Purgatorio.

.  aprovechar la Fiesta de la Divina Misericordia cada año en el   domingo posterior al Domingo de Resurrección (Segundo Domingo de Pascua), en la cual, cumplidas las condiciones de Confesión mínimo 8 días antes, Comunión el mismo día y una breve oración por el Papa y sus intenciones, nuestra alma queda como recién bautizada.

.        es muy importante saber utilizar las posibilidades de purificación que nos presenta el Señor a lo largo de nuestra vida.

Los sufrimientos no deben verse como se suelen ver: negativamente.   Los sufrimientos son gracias de purificación, es decir, oportunidades de purificarnos aquí en la tierra. El sufrimiento, entonces, tiene valor redentor y efecto de purificación.

ORACION

Gracias, Dios mío, porque me has hecho para el Cielo,en que te veremos cara a cara
y podremos disfrutar de esa felicidad total y completa para toda la eternidad!

Quiero, Señor, aprovechar todas las gracias de salvación
que nos das continuamente
para llegar al Cielo que has prometido a los que te aman
y viven según tu Voluntad.

Sabemos que fuimos hechos para el Cielo y allí queremos llegar.
Sálvame, Señor, para que no me pierda en el Infierno.
Que si peco, me arrepienta y confiese de inmediato,
para vivir en gracia y así estar siempre preparado para la muerte.

Santísima Virgen María, Madre mía, ayúdame a también evitar el Purgatorio.

Que pueda purificar mis pecados en esta vida,
con la oración, el arrepentimiento y la confesión,
las obras buenas, con la Misa y Comunión,
y también aceptando los sufrimientos que pueda tener en mi vida,
imitando a tu Hijo Jesucristo en sus sufrimientos por nuestra salvación.
Amén.

 

Versión
resumida
de esta lección
Temario
del Curso

Siguiente:
22-Jesús está sentado a la derecha de Dios Padre; de alli vendrá a juzgar a vivos y muertos

inicio buenanueva.net Imprimir ir arriba homilia.org