Biblia niños

LECCION # 8

POR EL DESIERTO
NUMEROS 1 al 35


1.     ¿Cómo comienza el libro de Números? 

Vamos a leer el primer título que aparece en el Libro de los Números:  “El Censo de las Doce Tribus”.  Así que este libro comienza con un censo del Pueblo de Israel. 


2.
     ¿Ustedes saben lo que es un Censo?

En un Censo se cuentan todas las personas que viven en un país o en una región determinada.  Eso fue lo que Dios le ordenó a Moisés hacer.


3.     ¿Por  qué, 
entonces,  se  llamará  así  el Libro de Números?

Se llama Números porque un censo da como resultado muchos números.


4.     ¿Y saben cuántas personas contaron en ese Censo?

Contaron casi 1 millón de personas que habían salido de Egipto y que ahora estaban en el Desierto guiadas por Moisés. 


5.     
¿Alguien se recuerda cuántas personas fueron las que entraron a Egipto cuando José invitó a su padre Jacob a venirse a Egipto?

Eran sólo 70.  ¡Y ahora ya son 1 millón! 


6.     
¿Ustedes pueden imaginarse lo complicado que será para Moisés movilizar y guiar a un millón de personas, sin micrófonos, sin celulares, sin chateo, sin e mails, sin nada? 

Ahhh… Pero Moisés tenía una cosa más importante y más poderosa que todos los aparatos y aparatitos que ahora tenemos.  ¿Qué será eso?

La autoridad y el poder directo de Dios mismo, que lo había escogido para sacar a su Pueblo de Egipto y para llevarlo por el Desierto hasta la Tierra que había prometido darles. 


7.     
En el Libro de los Números, hay otras cosas escritas, además del resultado del Censo.  Una de esas cosas vamos a leerlas en Núm 9, 2:  Que los hijos de Israel celebren la Pascua a su tiempo. 

¿Recuerdan qué era la Pascua?

La Pascua era la conmemoración de la salida de Egipto cuando antes de salir comieron el Cordero Pascual.  No celebrar la Pascua era pecado, era separarse del resto de la comunidad.


8.     ¿Qué es la celebración de la Pascua para nosotros hoy en la Iglesia?

Es la Santa Misa.  Ir a la Santa Misa es formar parte del Pueblo de Dios.  No asistir a la Misa es separarnos de la comunidad y fallarle a Dios:  es pecado. 


9.     Cuando estaban por el Desierto, ¿cómo sabían los Israelitas que debían levantar campamento y marchar a otro lugar?

Esto es una cosa linda e impresionante:  Cuando terminaron de construir el Templo portátil en que guardaban el Arca de la Alianza, en la que estaban las Tablas de la Ley, Dios se manifestó encima de esa carpa que funcionaba como Templo en forma de una columna de fuego muy brillante durante la noche y en forma de Nube durante el día.


La columna de fuego los alumbraba de noche

Leer Núm 9, 17 y 11-12.   Cuando la Nube se levantaba, Moisés daba la orden de partir para otro lugar.  Y esa Nube los guiaba por el Desierto.


De día la Nube los guiaba por el desierto

 


Ruta del Sinaí a Kadesh


10.     Leer Núm 13, 1-2. 
¿Qué sucede aquí?

Están en el Desierto, pero relativamente cerca de la Tierra Prometida y Dios manda a explorar la Tierra.  Ya se las ha prometido.  Les está ofreciendo un avance de lo que es esa Tierra.  Moisés envía 12 hombres, uno por cada tribu.


11.     Leer Núm 13, 25-28. 
¿Qué dicen los exploradores? 

Estuvieron explorando 40 días.  Encontraron frutos magníficos (uvas, higos y otras frutas), pero enseguida opinaron que sería muy difícil conquistar esa Tierra, pues vieron gigantes y las ciudades fortificadas con grandes muros.


Exploraron la tierra de Canaan


12.     Leer Núm 14, 1-4.  
¿Qué pasa aquí?

Vuelven a protestar y a desear haber muerto en Egipto o en el Desierto.  Reclaman a Dios, grave pecado.  Y hasta llegan a proponer escoger otro jefe para regresar a Egipto. 


13.     Leer Núm 14, 6-8.   
¿Qué hacen dos de los exploradores?

Josué y Caleb tratan de calmar a la gente, insisten que la Tierra es muy buena y que si Yavé quiere se las dará.  Mientras nos acompañe Yavé no hay que tener miedo. 


14.      Leer Núm 14, 10-11. 
¿Qué sucede y qué hace Dios. 

Intentan dar muerte a pedradas a Josué y Caleb.  Pero apareció la Gloria de Yavé.  ¿Hasta cuándo me van a despreciar, después de todas las pruebas que les he dado?   Y propone Dios acabar con todos.


15.     Pero Moisés intercede para que Dios no los destruya.

Hay suspenso … ¿Cuál es la decisión de Yavé?

Leer Núm 14, 20-22 y 28-30 y 34-35.  Los va a perdonar, pero no entrará ninguno a la Tierra Prometida, salvo Josué y Caleb y los menores de 20 años.  Pasarán 40 años errantes en el Desierto (contados desde la salida de Egipto), un año por cada día de la exploración de la Tierra.


16.     ¿Qué enseñanza tiene esto para nosotros?

Contra Dios nadie puede.  No podemos oponernos a lo que Dios quiere y desea.  Debemos saber que hay consecuencias gravísimas al querer hacer lo que uno quiere y oponernos a lo que Dios quiere.


17.     
Otras de las protestas de los Israelitas en el Desierto fueron contra el Sumo Sacerdote Aaron, hermano de Moisés, porque no querían jefe espiritual, sino guiarse ellos mismos.  ¿Ustedes creen que esto es posible?

No puede ser.  Dios nos ha enviado guías para nuestra vida espiritual y no debemos pensar que podemos andar de nuestra cuenta.

¿Quiénes son nuestros guías espirituales?

Nuestros padres y padrinos deben ser nuestros primeros guías espirituales. 

Además, tenemos Catequistas, que nos enseñan las verdades que debemos creer y los mandamientos que debemos obedecer.

Están las Religiosas, que nos orientan y nos enseñan. 

Tenemos los  Sacerdotes, que nos enseñan con sus Homilías en la Santa Misa, nos confiesa y nos aconsejan en la Confesión. 

También están los Obispos y el Papa que gobiernan la Iglesia que la formamos todos nosotros. 


18.     Dios, entonces, instruye a Moisés a que tome el cayado del jefe de cada una de las 12 tribus y los ponga todos ante el Arca de la Alianza en la Tienda que servía de Templo.  Entre los Cayados, por supuesto, estaba el de Aaron que era el Sumo Sacerdote, el jefe de todos los demás Sacerdotes.

Vamos a leer Núm 17, 23.  ¿Qué sucede?

El Cayado de Aaron florece en forma milagrosa.  Un cayado es un palo seco sin vida.  Al florecer con flores y frutos el Cayado de Aaron, ya sabían quién tenía la autoridad ¿no?


Y el cayado de Aaron floreció


19.     ¿A qué recuerda el Cayado de Aaron en nuestros días?

¿No han visto ustedes en persona a algún Obispo, en alguna Confirmación, por ejemplo?  ¿Qué sostiene en su mano?  O a lo mejor han visto al Papa en televisión, ¿lleva algo en la mano?

Ese tubo dorado que llevan el Papa y los Obispos en ocasiones solemnes, recuerdan el Cayado de Aaron y es símbolo de la autoridad que tienen sobre el resto del Pueblo de Dios, que somos todos nosotros.


20.     Ahora sucede una cosa muy grave para Moisés y Aaron
.  Hay un segundo Meribá.  ¿Se recuerdan lo que fue Meribá en la lección anterior?

Fue un sitio de tentación, porque tentaron a Dios por falta de agua y Dios instruyó a Moisés para que sacara agua de una roca, golpeándola con el Cayado.

Pero en este segundo Meribá, en que vuelven a protestar por falta de agua, Dios le dijo a Moisés y Aaron:  Ustedes hablarán a la roca (Núm 20, 8).  No le dijo que la golpearan para que saliera el agua, sino que aquí Dios quería que ordenara a la roca dar agua.  Dios quería un milagro patente:  le habla Moisés a la roca y de la roca empieza a salir agua.

Pero Moisés hizo lo que le pareció mejor y más seguro:  golpear la roca dos veces para que brotara el agua, método usado entonces y usado aún hoy en el Desierto.  Pero Dios no quería métodos humanos.

Por eso dijo a Moisés y Aaron:  Ustedes no han confiado en Mí, ni me han honrado ante los hijos de Israel.  Por eso les aseguro:  ustedes no introducirán este Pueblo en la Tierra que les doy.  (Núm 20, 12).


21.     ¿Qué significa esto que Dios dice a Moisés y Aaron?

Que ambos morirán antes de entrar a la Tierra Prometida.


22.     Vamos a leer sobre la muerte de Aaron en Núm. 20, 22-23 y 29. 
¿Qué vemos aquí de importancia?

Que Dios ratifica por qué debe morir Aaron antes de llegar a la Tierra Prometida:  se han rebelado contra mis órdenes en las aguas de Meribá.


23.     
Prosiguen hacia el norte, hacia Moab.


Viajando hacia Edom y Moab

Pero vuelven las protestas. Leer Núm 21, 4-9.  ¿Qué representan las serpientes y qué la Serpiente de Bronce?

Las serpientes representan el pecado y el daño mortal que causa el pecado.  Y la Serpiente de Bronce que, al mirarla, curaba de la picadura de las serpientes, representa a Jesucristo.  Lo dice el mismo Jesús:  Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así también es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado en alto, para que todo aquél que crea tenga por El Vida Eterna (Jn. 3, 14).


24.     Leamos sobre la muerte de Moisés en Núm 27, 12-14. 
¿Qué sucede aquí?

Dios le anuncia a Moisés su muerte próxima, le ratifica por qué no podrá entrar a la Tierra Prometida (porque ustedes se rebelaron contra mis órdenes en el Desierto de Zin …cuando a ustedes les mandé manifestar mi santidad delante de ellos en el asunto del agua).

Pero ¿qué le dice Dios a Moisés en Núm. 27, 12?

Qué suba a un monte y desde allí podrá ver la Tierra que dará al Pueblo de Israel.  Y Moisés, antes de morir, pudo –al menos- ver la Tierra Prometida.


Moisés antes de morir mira la Tierra Prometida


25.     Y la muerte de Moisés ¿dónde está narrada?

En el siguiente libro después de Números que se llama Deuteronomio.  Este libro termina con la muerte de Moisés en el Monte Nebo.  Vamos a leer Dt. 34, 1a y 4 y 5.

ORACION

Señor, gracias por contarnos
 la historia del Pueblo de Israel
por el Desierto.

Sabemos que ellos protestaron mucho contra tus Planes y designios.
No queremos ser, Señor,
como los que se rebelaron contra Ti
y contra Moisés en el Desierto.

Ayúdanos, Señor, a seguirte de veras
en esta travesía por este desierto
que es nuestra propia vida.

Sabemos que Tú estás a nuestro lado
y con nosotros,

Sabemos que siempre nos guías.
Y, si estamos en Tu Gracia,
hasta estás en nosotros.

No podemos ver la Nube que ellos veían,
pero sabemos con toda seguridad
que estás presente ¡Vivo!

en el Santísimo Sacramento del Altar.
Y que, al recibirte
en la Sagrada Comunión,

podemos tener más intimidad contigo,
que la que el Pueblo de Israel tuvo
 al ver la Nube
que los guiaba por el Desierto.

Gracias por todo esto, Señor.  Amén

Versión para
jóvenes y adultos
Versión resumida
de esta lección
La Biblia en imágenes Temario
del
Curso
buenanueva.net
buenanueva.net
top homilia.org