Lección # 13

PADRE NUESTRO
AVE MARÍA

(versión resumida)

* ¿Quién nos enseñó la oración del Padre Nuestro?

Jesucristo.

* ¿Qué significa que Dios es nuestro PADRE? ¿Tenemos derecho a ser hijos de Dios?

No

* ¿Por qué, entonces, sin tener derecho somos hijos de Dios y podemos llamar a Dios “PADRE”?

Porque Jesucristo cuando nos redimió con su muerte en la cruz, nos dio ese regalo. Dios es PADRE de Jesucristo. Pero Jesucristo, que nos ama infinitamente –igual que el Padre nos ama- nos consiguió el derecho –que no merecemos- de ser nosotros también hijos de Dios.<

Es algo que tenemos que pensar bien y por lo que tenemos siempre que agradecer a Dios, porque es un verdadero privilegio

* ¿Qué significa PADRE “NUESTRO”?

El nuestro se refiere a que es Padre de todos nosotros. Y eso es cierto, pero no es suficiente, ni es lo más importante tampoco.

Lo más importante es que Jesucristo, sin nosotros merecerlo, comparte SU PADRE con nosotros, con cada uno de nosotros y con todos nosotros.

* ¿ Que estás en el Cielo?

Dios es nuestro Padre Celestial. Todo tenemos un padre humano. Dios es nuestro Padre del Cielo

* Santificado sea tu Nombre.

Que Dios y su Nombre sea respetado, honrado y adorado por todos. Que no se irrespete el nombre de Dios, ni se burlen de las cosas de Dios. El nombre de Dios es santo.

* Venga a nosotros su Reino.

Si Dios es Rey, nosotros somos los súbditos del Rey. ¿Qué hace un súbdito? Hace lo que su Rey, su Jefe, le indica. Eso significa cumplir con sus Mandamientos, hacer su Voluntad. El es verdaderamente Rey cuando nosotros hacemos lo que El desea y lo que El nos pide.

* Jesús nos dijo que el Reino de Dios está dentro de nosotros mismos. ¿Cómo puede estar el Reino de Dios dentro de nosotros?

Dios reina en nosotros cuando Cristo vive en nosotros; es decir, cuando estamos en gracia: cuando no estamos en pecado. Así estamos permitiendo a Cristo reinar en nuestro corazón y en nuestra alma

* ¿Por qué van juntas venga a nosotros tu Reino y hágase tu Voluntad?

Porque el Reino de Dios comienza en nosotros cuando comenzamos a hacer su Voluntad. En todo momento tenemos que buscar hacer la Voluntad de Dios. Esto es lo más importante de ser cristiano, de seguir a Cristo. Seguir a Cristo es hacer la Voluntad de Dios en todo.

* Danos hoy nuestro pan de cada día.

Se refiere esta petición al alimento del cuerpo (la comida), pero también al alimento del alma (la Comunión).

* Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Que nos va a perdonar igual que nosotros perdonemos.

MEMORIZACION Cita y texto: Mt. 6, 14-15
“Porque si ustedes perdonan a los hombres sus ofensas, también el Padre Celestial les perdonará a ustedes. Pero si ustedes no perdonan a los demás, tampoco el Padre les perdonará a ustedes"

* No nos dejes caer en tentación.

Le pedimos a Dios que nos ayude a no pecar

* ¿Qué tenemos que hacer cuando estamos siendo tentados?

Decir NO a la tentación. Orar en ese momento de tentación. Orar con esas palabras que Jesús nos enseñó en el Padre Nuestro: no nos dejes caer en tentación.

* Líbranos del Mal.

Significa que seamos librados del Maligno, del Demonio. Y de todos los males, principalmente del alma.

* Y ¿cuál es el mal del alma? El pecado.

* ¿Qué significa el Amén?

Cuando se dice Amén, estamos diciendo que Así sea. Que así lo deseo, que así lo espero y así lo pido.

* ¿Dónde está parte del Ave María en la Biblia?

Dios te salve, llena de gracia. El Señor está contigo

En el pasaje de la Anunciación del Arcángel Gabriel a la Santísima Virgen María.

* Bendita eres entre todas las mujeres.

Esas son las palabras que le dice su prima Santa Isabel cuando María va a visitarla. María es una mujer muy especial, es la más grande de todas las mujeres: es bendita entre todas las mujeres.

* Y bendito es el fruto de tu vientre. ¿Cuál es el fruto del vientre de María?

Es Jesús. Por eso, debemos decir esa parte del Ave María con reverencia y con cuidado. Bendito es el fruto de tu vientre: Jesús.

* Ruega por nosotros, pecadores.

Reza, ora por nosotros. Pide a tu Hijo por nosotros. Porque nosotros somos pecadores y necesitamos el perdón de nuestros pecados y las gracias para no pecar más.

* Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Ruega por nosotros en estos momentos, en que estamos vivos. Pero ruega muy especialmente en el momento en que estemos muriendo, que es el momento crucial. En ese momento, que es el más importante de nuestra vida, te necesitamos más aún: acompáñanos, Madre, y ruega por nosotros a Dios.

 
Versión
completa
de esta lección
Temario
del Curso
Siguiente:
14 -
buenanueva.net top homilia.org