Resumen Bíblico

MOISES

Murió José. Fueron pasando años y siglos. Se sucedieron unos faraones a otros. Y el pueblo de Israel ya no recibía favores. Al contrario. Un faraón pensó que la numerosísima descendencia de aquella raza podía ser un peligro para Egipto.

Por ello sometió al pueblo de Israel a la esclavitud; lo empleó en los trabajos más pesados, y ordenó que los niños varones fueran eliminados al nacer.

Una mujer de la tribu de Leví tuvo un hijo. Era hermoso. Lo ocultó durante tres meses; pero no podía continuar con él sin ser descubierta.

Preparó una canastilla tejida con juncos y papiro; la recubrió de pez, puso en ella a su niño, y la dejó en un juncal a orillas del Nilo. La hermanita del niño vigilaba desde lejos.

Bajó la hija del faraón a bañarse al río y divisó a lo lejos la cestilla. Mandó a sus criadas que la trajeran. Al abrirla se encontró con el niño que se puso a llorar. Le dio pena, y pensó que debía ser un hijo de los hebreos. La hermanita se acercó y le preguntó a la hija del faraón:

-¿Quieres que te busque una nodriza hebrea para que te críe al niño?

- ¡Sí, búscala!

Y la hermanita fue corriendo a avisar a su madre. La hija del faraón le pidió que lo criara, y que le pagaría por ello.

Cuando el niño estuvo criado la mujer lo llevó a la hija del faraón. Lo tomó como hijo y le puso el nombre de Moisés, que significa salvado de las aguas.

Moisés creció y se educó en la corte. Cuando se hizo mayor visitaba a los de su raza y se dolía de los tratos que recibían. Un día, por defender a un israelita , mató a un egipcio y lo enterró en la arena. El faraón se enteró.  Moisés tuvo miedo y huyó.

buenanueva.net
 
Curso de Biblia portada