Resumen Bíblico

CAIN Y ABEL

Caín y Abel

La semilla del mal ya quedó sembrada en el corazón del hombre con el pecado original.

Adán y Eva tuvieron hijos e hijas. Dos de ellos, los mayores, fueron Caín y Abel. El primero era agricultor, y Abel, pastor de ovejas.

Ambos ofrecían sacrificios a Dios. A Dios le agradaban los de Abel y le desagradaban los de Caín.

En el corazón de Caín fue naciendo la envidia hacia Abel. En su interior oía la voz de Dios que le decía:

-¿Por qué andas triste? ¡Obra bien y estarás alegre, pero si no, el pecado estará a tu puerta como una fiera al acecho!

Caín no quiso dominar sus malas inclinaciones. Y un día, estando solos en el campo, se arrojó sobre Abel y lo mató. Este primer asesinato llegó como un grito hasta el cielo.

Inmediatamente preguntó Dios a Caín:

-¿Dónde está tu hermano Abel?

-No lo sé. ¿Soy acaso yo guardián de mi hermano? Y Caín se apartó de Dios.

Huyó de aquellas tierras y anduvo errante. Agobiado por su crimen, temía morir a manos de cualquiera; pero Dios le puso una señal para que nadie lo matara. Por fin, se quedó a vivir con su mujer en la región de Nod.

Adán y Eva aún tuvieron un nuevo hijo, de buen corazón como Abel, a quien pusieron el nombre de Set.

 

buenanueva.net
volver
Curso de Biblia portada