Resumen Bíblico

SALOMON

David era anciano y además estaba enfermo.

El profeta Natán sabía cuáles eran los deseos de Dios y del rey, y le comunicó que Adonías, hijo mayor de David, intentaba derrocarlo.

David ordenó inmediatamente que otro hijo suyo, Salomón, fuera ungido rey y que se sentara en su trono. Le dio los consejos oportunos y poco después murió. Salomón se consolidó en el trono y se casó con la hija del Faraón de Egipto. Con este matrimonio Israel ganó renombre y respeto ante las otras naciones.

Dios había dado a Salomón mucha sabiduría. Un día se presentaron ante él dos mujeres que vivían juntas. Una con un niño muerto en los brazos, y la segunda con otro niño vivo. Las dos reclamaban como propio al niño vivo. Después de escucharlas Salomón mandó a un soldado que, con la espada, partiera en dos al niño vivo, y que diera una mitad a cada una. Se postró suplicante ante el rey una de ellas y le dijo: «Antes de que lo mates prefiero que se lo lleve la otra». Así Salomón supo cuál de las dos era la madre del niño.

Con sus muchas riquezas construyó un espléndido palacio, amplió las murallas de Jerusalén y, sobre todo, edificó el templo. Cuando estuvo terminado convocó a todo el pueblo de Israel para trasladar el Arca de la Alianza a su lugar definitivo.

Salomón terminó mal su vida. Se apartó de los mandamientos de Dios y edificó templos a dioses paganos. Dios le retiró su bendición y la unidad nacional de Israel se rompió.

buenanueva.net
 
Curso de Biblia portada